ULTIMAS ENTRADAS

viernes, 11 de octubre de 2013

Festival de Sitges 2013 #crónica 1 (viernes 11 de octubre)

Empieza oficialmente el Festival de Sitges, y esta vez estamos acreditados.
Lo primero que nos damos cuenta al llegar aquí, es que se duerme poco, ya que hay sesiones a las 8.30.
Pero lo más importante, es que las entradas para las películas se cogen a las 7 de la mañana.
Sobre este tema os queremos dar un consejo, si vais a ir a compartir casa con más gente, ya que las entradas se acaban en segundos. Tened en cuenta que si ocurre como en este caso que solo dan 3 entradas por persona, contará como persona la misma IP, así que si es como en nuestro caso que estábamos 11 personas con la misma IP, en la misma casa, es muy difícil que pilléis para lo que queréis.
El consejo es que lo hagáis desde el móvil, o estéis en una casa con mucha, mucha, mucha menos gente. Me lo vais a agradecer.

El mal es lo cotidiano y en Sitges este años ha sido un cochecito de bebe. Cuando Rosemary se inclina para mirar a su retoño en sus hijos sólo podía ver el mal.
Y es cierto que para muchos los que nos gusta el fantástico es una afición que nos viene de bien pequeños, un sentimiento de miedo controlado y de descarga de adrenalina por lo que ahora nos hace viajar en el tiempo.
A veces volvemos a ser esos niños que como en mi caso obligaba a mi madre a quedarse despierta viendo conmigo alucine o noche de lobos, porque aunque me producía terror no podía dejar de mirar.
Y que miedo dan los niños en las películas de terror, esos infantes que son de todo menos puros!!

Muchas veces, cuando vas de manera primeriza a un festival no conoces los entresijos, y más que hablaros de películas, este blog, se dedica a contaros como es un festival, la gente, lo que ocurre, y a haceros vivir la experiencia lo más cercana posible, a animaros a participar en festivales, y conocer como funcionan. Además de tratar de ayudar a los novatos.
video


Grand piano inaugura este fantástico festival, donde todo esta tan bien afinado como este instrumento y su thriller construido en una sinfonía de interpretación imposible.
El microcosmos de Grand Piano nos transporta a la atmósfera que durante 10 días viviremos en Sitges. Un micromundo.


Por la tarde nos llega la primera peli, como nos gusta a nosotros llamarla: de chinorris.

Rigor Mortis, nos trae una historia de fantasmas , y vampiros y muchos de los elementos más clásicos de las películas orientales y del género.
Una especie de purgatorio donde de busca la redención, y donde nos costo un poco llegar a situarnos, suponemos que por ser la hora de la siesta, ya que no acabamos de pillar el rocambolesco final.
Una comunidad de vecinos cercana al purgatorio, nos deja desde fantasmas y poltergeist de suicidas, a hermanas asesinas, y a maridos embalsamados que vuelven de la muerte deseosos de sangre.

 
Nos damos una carrera, como siempre ocurre en el festival, y disfrutamos de una de las películas que más ganas teníamos de ver: Byzantium.
Estábamos locos por volver a ver a Neil Jordam, planteándonos una historia de vampiros, pues Entrevista con el vampiro es una de mis películas favoritas.
En esta ocasión se nos presenta la vida de dos jóvenes vampiras, madre e hija, guapas y misteriosas, temerosas de su secreto.
Durante 200 años, lo único que han hecho ha sido sobrevivir, como han podido, cuando llegan a Byzantium, un hotel, donde tratan de instalarse, y algo cambia para la más joven.
Eleanor conoce a Noel, un joven enfermo, que la comprende. Un cine de vampiros altamente bello y poético, como es habitual en las películas más góticas de Jordan.
Aquí, Eleanor, escribe y rompe su historia una y mil veces en las páginas de su diario, como aquel Lestat, que tras siglos de vivencias sentía la necesidad de contar su historia.


 
Con Contracted nos llega una premisa clara: hacerlo sin protección tiene consecuencias nefastas, y con los muertos es un error. Con un tagline que seria “Cuando pruebas un muerto ya no quieres salir del huerto”.
En este caso, la premisa es bastante sugerente: una joven, que tras unas copas de más en una fiesta y algo molesta con su novia por no aparecer, acaba teniendo sexo sin protección en un coche con un desconocido.
Este hecho, que ya le podía complicar la vida de por si, acaba con unas terribles consecuencias en forma de una horrible transformación con un final sorprendente.
Sexo loco, escenas de putrefacción, y enloquecimiento en tiempo real, que a mi personalmente me gusto.

The zero theorem de Terry Gilliam, fue una locura para los sentidos, absoluta y tremendamente maravillosa visualmente, pero igual de hermosa en un mensaje sobre la manipulación de los medios de comunicación, el aislamiento social, la publicidad y el sentido último de la vida.
Gilliam vuelve a los orígenes que ya nos mostró con Brazil, y con Christoph Waltz como protagonista enloquecido, en un ambiente más enrarecido aún.
Waltz es un hombre excéntrico y taciturno, pero un genio con los ordenadores con el que Gilliam profundiza en los misterios de la vida, con pequeños toques de comedia autoparodica, al estilo de los Monty Python, y un barroquismo exagerado y estrambótico.

Y entonces le llegó el turno a una autentica maravilla: Upstream Color



Esta es una de las películas del año que no me he cansado de recomendar, y de esas que amas u odias, y en mi caso, sabia que la amaría sin condición, y que esos cerditos pasarían a ser los más bonitos y adorables del panorama cinematográfico.
Una historia de amor llena de alucinógenos, y contada a través del ciclo de vida de un parasito, y que nos habla del determinismo frente a los hechos inducidos.
Una película absolutamente plástica y maravillosa, que comienza con humanos, pasa por cerdos y finaliza en una orquídea.
Un extraño ciclo vital, sobre la composición tras pasar hechos traumáticos que te unen a otros seres (humanos o no) y te hacen estar en sintonía.
Para mi una obra extremadamente bella, con sus fundidos a blanco, sus escasos diálogos y su plasticidad en pantalla a la que se le unen los sonidos de la naturaleza, los gruñidos de los cerdos, o el del agua del manantial.
Shane Carruth es además uno de mis hombres favoritos, un matemático metido a cineasta, y a narrador de ciencia ficción.



Dentro de la maratón killer de la noche solo podemos hablaros de 100 bloody acres la que podría ser el Tucker and Dale del año, por su parodia, momentos divertidos, y “WTF” posibles.
La diversión llega cuando unos jóvenes en Australia deciden ir a un concierto, pero se les estropea el coche, con tan mala suerte que acaban siendo recogidos por un joven que tiene que hacer una entrega de fertilizante. ¿ Adivináis con que esta hecho el “compost”?
Nos encantaría deciros que nos gusto “Antisocial” pero fue un pequeño bluff.
La premisa de una red social tipo facebook a la que todos los jóvenes están enganchados y que es capaz de transmitir un virus con el que acabas muerto, nos parecía la bomba, que se fue desinflando conforme avanzada el metraje.
Sam, nuestra protagonista deja a su novio la noche de fin de año a través de videoconferencia, ya que marcha fuera a estudiar. Esa Nochevieja, que debía pasar con unos amigos, se acaba convirtiendo en algo terrorífico.
Con una historia de fantasmas a través de la red, y un final rocambolesco, dejamos que juzguéis vosotros mismos. Una metáfora de lo expuestos que estamos en las redes sociales, y como hasta la muerte puede ser retransmitida en streaming.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por pasarte, y que la suerte este siempre de tu lado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...