ULTIMAS ENTRADAS

Comentarios

viernes, 21 de marzo de 2014

El cine de Shane Carruth: Primer Vs Upstream color



Enfrentarse al cine de Shane Carruth es hacerlo desde un ángulo nuevo creado por un cineasta que no lo es. Un ingeniero con inquietudes cinematográficas y visuales que no ha inventado el cine Low cost, pero es a lo que se enfrenta ya que él mismo escribe, dirige y produce sus propias películas, con un ajustado presupuesto ( en el caso de su opera prima de tan solo 7000 dólares), por lo que ese aire de autor, hacedor de todo esta presente en su obra, la cual puede llamar suya al 100%)

El autor solo tiene dos películas en su filmografía, pero es suficiente para descubrir algunos rasgos de su cine. (“Primer” y “Upstaim color” con casi 10 años de diferencia)

En ambas películas juega con el concepto de arbitrariedad y determinismo: En “Primer” explora el concepto de lo eventual de los descubrimientos científicos, y como muchos ocurren por azar, en este caso el de los viajes en el tiempo, mientras que en “Upstream Color” aprovecha el determinismo para preguntarse si los hechos que ocurren en la vida son fortuitos o no, uniéndolo al concepto de amor. En su segunda película, el enamoramiento de los protagonistas viene unido a que los cerditos que los representan se aparean, lo que nos hace preguntarnos: ¿ Si los animales no se hubieran encontrado, los humanos tampoco? ¿Es tal vez ese misterioso personaje que capta los sonidos de la naturaleza el Demiurgo que hila las vidas de los protagonistas?

En general el cine de Carruth nos dejará más interrogantes que respuestas.





Es un director que  además que juega con el concepto experimental del cine:  “Primer” empieza abruptamente, y tiene una estructura alejada de la narración convencional, dejando de ser lineal para convertirse en elíptica (Tanto que cuando explican los viajes en el tiempo como un acto circular, el protagonista esta girando una pelota de baloncesto a su alrededor), dando la impresión que podríamos empezar a ver el film en cualquier punto, y verlo de manera circular, sin que afecte al resultado final. “Upstream color” también tiene una estructura narrativa circular, pero más relacionada con el ciclo de vida de el parasito que es desencadenante de la historia.

En ambos films, los diálogos son sumamente importantes: en “Primer” por la complejidad científica, ya  que no se molestan en explicar al público ningún concepto, y en “Upstream color” por la falta de ellos en muchas ocasiones. Es como si el autor hubiera querido resarcirse de todos aquellos que le acusaban de una verborrea ininteligible en su primer film, apostando ahora en el segundo por algo mas visual.

A pesar de lo extraordinario de sus dos films, la intención del director es mostrar hechos absolutamente realistas, como que los viajes en el tiempo, un hecho de por si extraordinario, puede ser descubierto de la forma más casual en un garaje. En Upstraim color también vemos de manera creíble lo fácil y aleatorio que resulta perder todas las posesiones materiales, y el control sobre uno mismo. Trata además en ambos films la fragilidad de las relaciones de amistad o amorosas, y como pueden destruirse estas, y la moralidad (lo fácil que resulta matar o drogar a alguien sin ningún tipo de remordimiento). Estos hechos aunque ausentes de moralidad no dejan a los personajes intactos, ya que en ambos films, sus protagonistas siempre tienen un deterioro físico debido a los hechos acontecidos ( Las taras y obsesiones, además de los daños internos causados por el parasito en “Upstream color” y el deterioro en la escritura, y los daños físicos, incluso el coma debido al uso de los viajes en el tiempo de “Primer”, aunque esto sea tal vez hilar muy fino)

Carruth siente obsesión por darle un aspecto diferente a sus films usando filtros de instagram, que le dan un distanciamiento de la realidad y un procesado de imágenes cercano a la ensoñación, usando: iluminación fluorescente, temperaturas de color no neutrales y película de alta velocidad en “Primer”, y luz natural y filtros de cámara en “Upstream color”.

Aparentemente Shane carruth revoluciono el cine de ciencia ficción con 7000 dólares desde un garaje, para abordarlo de manera filosófica tal y como no se hacia desde 2001: odisea en el espacio, o simplemente para que nos explote la cabeza como en “Scanners” tratando de encontrarle lógica.




En ambos films la narración es rica, tanto en temática como en las densas capas que maneja, y lleva a los personajes al borde de la psicosis, que puede ser el punto de unión.  En" Upstream color" esta psicosis mutua puede ser la pieza esencial del romance, mientras que en “Primer” es compartir un hecho extraordinario que se les va de las manos y les lleva a realizar actos vandalicos ( drogan a sus dobles, infidelidades)

Tal vez un director algo pretencioso,  con una narración que flota de un pasaje a otro con sutiles fundidos a blanco, mientras que narrativamente ( o visualmente) podría ser más cercano a Malick, en cuanto a su temática podría tocar rasgos de Cronenberg.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por pasarte, y que la suerte este siempre de tu lado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...