ULTIMAS ENTRADAS

miércoles, 2 de octubre de 2013

Mis relatos: La Suerte

Ahora que ya soy anciano, y que ya he recorrido el largo camino de la vida, me preguntan a menudo qué ¿ Cómo lo conseguí?

Suerte, respondo yo.

El que decía que era más importante tener suerte que tener talento estaba en lo cierto.

En mi ciudad, hay una costumbre un tanto extraña que difiere de las que encontramos en el resto del mundo, cuando cumplimos 18 años, debemos elegir un cubierto con el que comeremos toda la vida.
Sé que somos un pueblo con costumbres tan curiosas como originales.

Este curioso utensilio que utilizaríamos los años venideros para comer debía retirarse en el ayuntamiento en la plaza mayor una vez cumplida la mayoría de edad.

La responsabilidad de tomar la decisión equivocada me abrumaba y postergue la decisión durante días.

Tras meditarlo, me decidí por el tenedor, elegante, útil, capaz de pinchar firmemente.

  • Buenos días, vengo a recoger mi tenedor – dijo al encargado nada más llegar.
  • ¿tenedores? - y lo dijo incluyendo una mirada de compasión – lo siento joven, ya no nos quedan, son los primeros que se agotan, la gente hace cola toda la noche para conseguir uno.

Vaya! He elegido bien, aunque no queden – pensé

  • Bueno, pues entonces me llevaré un cuchillo
  • Lo siento, tampoco me quedan! Son los segundos en agotarse, la gente madruga mucho para conseguir un cuchillo

  • Bueno, entonces ¿que tiene?
  • Cucharas!! joven, tengo cucharas a montones

y allí estaban, miles de cucharas que nadie había querido, rechazadas por todos.

Como se dice, ¿qué hacer con una cuchara?... en esta vida, ni pinchan ni cortan.

Pensé, los que se esfuerzan y los que madrugan se llevan siempre lo mejor, es lógico.

Dejándome llevar por su propio sino, decidi llevarme la cuchara, sabedor de sus limitaciones.

Entonces sucedió algo inesperado, algo que nadie podía prever, algo que nunca antes había pasado

!!! LLOVIA SOPA!!!

Como os lo estoy contando!

Podía no haber llovido
Podían haber llovido ranas
Podía haber llovido pollo con patatas
Pero no... llovió sopa.

Y yo estaba allí.. con una cuchara.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por pasarte, y que la suerte este siempre de tu lado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...