ULTIMAS ENTRADAS

Comentarios

viernes, 12 de abril de 2013

Llorar a moco tendido.

Lo reconozco, soy de lágrima fácil, muy fácil, y lloro con todo.

Este es el momento de confesar algo, de pequeña/joven, llore a moco tendido, como si no hubiera mañana, de una manera desgarradora, con un documental de la 2, sí, de esos de la siesta, de esos de África, de esos en los que parece que el continente africano se reduce al N'Gorongoro.

No se si nadie más ha llorado con un documental de animales, pero en este caso, creo recordar que se llamaban: Naturaleza salvaje: África indómita
se  trataban de 12 capítulos, uno en cada mes, en el que seguías la vida de diferentes animales, en plan telenovela, les daban nombre, y no seguías a un león cualquiera, sino a la leona tuerta wemba, seguías las vivencias del hipopótamo Malenko tras la estación de las lluvias.
sigues el clan de la leona Simba, y sobre todo las aventuras de Liaram y Shankao, dos guepardos machos de Talek,  que propagan el miedo en la llanura. 
Así como Duma, su hermana, la guepardo que  ha sido retenida, y es acosada.

Durante una tormenta el equipo letal que forman Liaram y Shankao se separan, vives la angustia de los hermanos separados, lloras y sufres por ellos, hasta que se reunen finalmente, solo para ver como uno de ellos muere pocos días después.
Ante la perdida de su hermano, vemos la tristeza en los ojos cansados del felino, destrozado y famélico.

con ellos descubrí la tristeza del mundo animal, llore, llore sin parar, como después pasaría por ejemplo viendo Hachiko.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...