Breaking News

domingo, 7 de noviembre de 2021

Frances McDormand y la importancia de sus discursos en los Oscars en el marco del ME TOO

Los Ángeles, 5 de marzo de 2018. Ceremonia de los Oscar en el Dolby Theater.

La actriz Frances McDormand partía como gran favorita para alzarse con la preciada estatuilla dorada por segunda vez en su carrera  gracias a la película de “Tres anuncios a las afueras”. Lo que nadie esperaba es que en pleno movimiento del #Metoo la actriz lanzara un alegato sobre el techo de cristal en posiblemente una de las industrias más crueles con las mujeres, en el cual reclamaba sin pudor a los productores a «invitarlas a sus despachos para ofrecerles trabajo más allá de celebrar sus trabajos con premios».

Pero primero, un poco de contexto:

¿Quién es Frances McDormand y porqué su voz es tan importante en la industria del cine?

McDormand nació con el nombre de Cynthia Ann Smith y fue adoptada a los 18 meses de vida por la familia McDormand, un pastor de los discípulos de Cristo, de vida nómada (Hecho importante a la hora de interpretar después su papel en “Nomadland”) pues se dedicada a restaurar congregaciones, donde se crio junto a sus hermanos también adoptados.

Una joven McDormand de temprana vocación artística, tras interpretar a Lady Mcbeth declaraba: «Se volvió cada vez más claro que actuar era la única cosa que sabía hacer»

Tras estudiar Teatro en la universidad y un Máster de Bellas Artes junto a la también actriz Holly Hunter, se trasladaron a Nueva York juntas.

Queremos destacar su temprana pasión y su vocación, así como sus orígenes pues estos forjaron su carácter para poder contextualizar la importancia de su carrera, su profesionalidad, y su poder en la industria del entretenimiento.

Ponemos el foco en la actriz porque se aleja del star system del Hollywood dorado, se aleja de los cánones de belleza que otras adoptan para triunfar, y lo ha conseguido gracias a su talento genuino, además de posicionarse políticamente y socialmente de forma muy clara.


McDormand debuta en el cine con “Sangre fácil” (1984) de los hermanos Coen, gracias a un casting al que llega por su buena amiga Holly Hunter, donde conoció al que es su marido hasta hoy, Joel Coen.

No queremos hacer hincapié en su carrera pero sí en esa defensa de personajes minoritarios y cómo les ha dado voz. Algo que hizo en sus inicios trabajando con un “desconocido” director fuera de los circuitos de festivales y que después de convertirla en el pope de cine social que responde al nombre de Ken Loach. Una actriz que trabaja en Hollywood pero no vive allí, como un manifiesto sobre sus creencias, y que deja entrever su opinión sobre de la meca del cine, y su superficialidad.

La importancia del discurso en el marco del #Metoo




Una voz se alza en medio de la multitud. Una multitud de 22.4 millones de espectadores que tuvo la ceremonia en 2018 frente a los más de 30 millones del año anterior según informes de Nielsen.

Los premios Oscars a pesar de su frivolidad y de mostrar la parte más brillante de la industria, son también en escaparate hacia el que mira el mundo por una noche. La retransmisión del espectáculo contó con 10.4 millones de espectadores en 2021 considerándose una de las peores de la historia, y a pesar de ello las cifras son asombrosas, así que cualquier discurso, cualquier símbolo mostrado (Recordemos a Natalie Portman llevando una túnica bordada con los nombres de las directoras más destacadas de 2019 y que fueron ignoradas en las nominaciones de 2020) es un gesto político.

Como en otras ocasiones en los agradecimientos, la actriz (McDormand) hizo hincapié en las increíbles mujeres con las que compartía nominación y cuyo trabajo había destacado la academia, y entonces ocurrió la magia. No pidió ponerse en pie a las nominadas como mejor actriz ese año, sino a todas las mujeres nominadas en cualquiera de las categorías: peluquería, maquillaje, vestuario, categorías técnicas, sonido, dirección...

Poniendo de manifiesto que existían, y seguían siendo una minoría


Es más, en esa parte del discurso la actriz deja el Oscar en el suelo, para tomar distancia y perspectiva del premio. Le da una palmada en la cabeza, como premio eminentemente masculino (¿La palma, y la concha son los únicos premios femeninos que existen?) y empieza el discurso más militante, de una mujer que ha hecho historia llevándose el Tony, el Emmy y el Oscar.

«Si tuviera el honor de que todas las nominadas, en todas las categorías, se pusieran de pie conmigo. Actrices, directoras, guionistas, diseñadoras, directoras de fotografía, productoras, compositoras. ¡Vamos!, mirad alrededor, señoras y señores, porque todas tenemos historias que contar y proyectos que necesitamos que sean financiados. No nos habléis esta noche en la fiesta, invitadnos a vuestros despachos en un par de días o venid a los nuestros, y os hablaremos de ellos. Tengo dos palabras que dejaros esta noche: cláusula de inclusión»

“Inclusión rider”, esas fueron las palabras claves: una cláusula que regula la integración racial y la igualdad de sexos en el sector audiovisual. McDormand decidió hace unos años dejar de lado aquellos papeles que le ofrecieran en los que el personaje femenino girará en torno a lo que pensara un hombre. Haciendo suyo el concepto que la profesora Stacy L. Smith describió en The Hollywood Reporter sobre la inclusión y la equidad en los equipos artísticos y técnicos en los que ha trabajado.

En palabras de la actriz:
«En teatro no me ha ocurrido, pero en cine gran parte del trabajo que hice durante lustros

fueron papeles de reparto, por lo general periféricos al varón protagonista. Ya no los acepto. En el cine digo mucho que no. Es el lujo que me permito por trabajar en el teatro».

Sobre la “Inclusion Rider (Tasa de inclusión) 
La doctora y profesora Smith trabajó en el desarrollo de un lenguaje legal específico, ya que lo que no es nombrado no existe. La idea es que actores de renombre como McDormand, o aquellos que podemos considerar en la “Lista A” de Hollywood es decir, los que son considerados las estrellas de Hollywood mejor pagadas y por ende con más poder en la industria cinematográfica incluyeran una cláusula en sus contratos sobre paridad, en los equipos y que las producciones trataran de mostrar una diversidad cultural más amplia. Con esto no solo harían un buen uso de su poder en el campo entretenimiento sino una labor social y humana de reconocimiento a las minorías.

La inclusión debe verse tanto en cámara como detrás de la pantalla. Una idea que comulga con la idea de cuota de representación, por lo que las mujeres, las personas de color, las personas con discapacidades y los miembros de la comunidad LGTBI marginadas generalmente en las series y películas deben mostrarse en pantalla en la misma proporción que representan en la población. En su charla TED de 2016, la doctora hacia hincapié en la representación de esta demografía.

Para entender el impacto que tiene esta discriminación y como se ha representado en la industria audiovisual (Hablamos de cine, literatura, cómics...) debemos retrotraernos a 1985, donde la artista de cómics estadounidense Alison Bechdel creo una curiosa tira cómica dentro de la serie “Unas Lesbianas de cuidado en la que uno de los personajes afirmaba que (convirtiéndose en las reglas del “Test de Bechdel”) solo veía películas que cumplieran estas tres reglas:

  1. Cuente con al menos dos personajes femeninos identificados, es decir, que tengan un nombre.

  2. Qué estos personajes dialoguen entre sí.

  3. Qué lo hagan sobre algo que no sea el personaje masculino de la acción.

Aunque la propia Allison Bechdel atribuye la autoría a su amiga Liz Wallace, es un concepto que ha llegado hasta nuestros días, y ha sido tomado por el movimiento feminista y el #Metoo como símbolo de preocupación por la paridad en los contenidos.

Incluso plataformas audiovisuales como Filmin (para nosotros de cabecera) optan por realizar listados de películas que cumplan estos requisitos para facilitar la búsqueda a sus espectadores.


La edición número 90 de los Oscars de la Academia no solo premió como actriz a McDormand por “Tres anuncios a las afueras” (paradoja del gran anuncio y escaparate que son los premios ya de por sí frente a una audiencia global que ya hemos comentado, y como se convierte en la mayor relaciones públicas de su propia industria) si no que se caracterizó por el momento crucial en que muchas mujeres comenzaron a alzar la voz fue a los abusos de un productor, Harvey Weinstein. Weinstein unido a Miramax, una de las mayores productoras de cine de los últimos años, se encontraba en el ojo del huracán hasta el punto de tener que disolver la que hasta entonces era una fabrica de ganar estatuillas.

Por otro lado fueron curiosamente los Oscars de la diversidad, y ese fue el mensaje que parecía mandar la academia que por otro lado sigue siendo tan rancia como en sus orígenes.
A pesar de tratar de conectar con los jóvenes usando a presentadores jóvenes como Zendaya o los miembros de los Jonas Brothers, la percepción por parte del público sigue siendo la de una institución arcaica, y en eso las cifras no mienten.

El propio presentador Jimmy Kimmel (Uno de los más sosos de la historia) recordaba que las mujeres directoras en la industria solo representaban el 11%, y que los miembros de la academia seguían siendo en un 91% de raza blanca y un 76% hombres.
Parece que la Academia trata de forzar esta diversidad y nos planteamos de que forma esta cambiando la industria.

No es baladí que en los Oscars de 2018 llamados “de la diversidad·, que premiaban los mejores trabajos de 2017 ocurrieran en el año siguiente a la llegada a la casa blanca de Donald Trump, y su anuncio por la creación de un muro que separará a Estados Unidos de México.

Es posible que la Academia de las Artes Cinematográficas trate de dar voz a esta diversidad, pero es una respuesta desesperada a lo que está ocurriendo en el mundo. Precisamente fue en 2018 cuando Guillermo del Toro (que protagonizaba uno de los memes mas divertidos al revisar la tarjeta y verse realmente ganador tras el descalabro del año anterior cuando se premio por error “La La Land”) se alzaba con la preciada estatuilla por “La forma del agua” una nueva versión de la Bella y la Bestia, gracias a la que el director mexicano se alzaba con el mayor de los logros entrando así en el triangulo dorado mexicano que forma junto a Iñárritu y Cuarón. Precisamente Del Toro hacia una clara referencia al muro de Trump en el momento en el que en su discurso aclamaba:

«Debemos borrar líneas en la arena cuando el mundo nos está pidiendo que las hagamos más profundas».

La academia marcada desde siempre por la endogamia de sus miembros está siendo forzada a reconocer el trabajo de los que durante años han sido víctimas: mujeres, inmigrantes, negros..

La ceremonia, es muy dada a estos gestos, y realizó en 2018 un video donde precisamente daba las gracias a todas esas voces y abogaba por un Hollywood incluyente e intersecciones que se llamo “New Voces” y fue presentado en la gala por Annabella Sciorra, Salma Hayek y Ashley Judd, tres víctimas de Weinstein.

Acabaron siendo llamados los Oscars de la diversidad ya que se premio el guión de Jordan Peele por “Get Out”, claramente una critica al racismo y la supremacía blanca, el guión de “Call me by your name”, una historia de despertar sexual homosexual, con una clara diferencia de edad entre sus protagonistas, con guión James Ivory, que contaba con 89 años en el momento de la gala, y el premio a “Una mujer fantástica” del chile Sebastian Leilo, donde la actriz protagonista es Transexual, justo el año en el que “Coco” ganaba en película de animación, dando buena cuenta de nuevo que la representación y la diversidad en el cine importa.

Volviendo al discurso de McDormand, la actriz hacía ponerse a todas las mujeres nominadas en pie (Time’s up), y sin necesidad de dar más explicaciones, se enfrentaba a todos esos abusos que habían sufrido las actrices por parte de los productores debido a su inferioridad de condiciones, y su poder en la industria.

«Todas tenemos historias que contar y proyectos que necesitan financiación»

Nos referimos claramente al movimiento #Metoo y concretamente al caso Weinstein. Una realidad que ocurre y va más allá de los abusos y las agresiones sexuales, pero también fue el año en el que el 65% de los presentadores fueron mujeres. Incluso el actor Casey Affleck que debía dar uno de los Oscars como presentador no acudió a la gala, en un primer momento se dijo que por temas de agenda, pero las malas lenguas hablan de que su no asistencia se debía a las acusaciones que se cernían sobre él sobre malos tratos en algunos de los rodajes.


Incluso el propio presentador esa noche, Jimmy Kimmel alabó en discurso de McDormand: «Espero que le den un Emmy por su discurso, ha sido increíble».

Al margen y conocedor de la polemica, el presidente de la academia John Bailey afirmaba: «Estamos en una encrucijada de cambio» en la comida que ofrecía a los nominados el 5 de febrero. «Los cimientos fosilizados de muchos de los peores abusos de Hollywood están siendo arrancados y expulsados. Y la Academia se está reinventando ante los ojos de todos gracias a una mayor conciencia y responsabilidad en la lucha por el equilibrio entre géneros, razas, etnias y religiones»

No queremos detenernos en Estados Unidos solamente pues al final, la tierra de las oportunidades nos queda algo lejos.
En España el panorama no es mas halagüeño, y las cifras de representación femenina en el audiovisual y diversidad son igual de alarmantes según los informes que la asociación de mujeres cineastas presentan cada año (CIMA)

De nuevo la socióloga Sara Cuenca, experta en investigación social y perspectiva de género, ha realizado el informe anual para la asociación basándose en las categorías de las nominaciones a los Goya.

Nos encontramos ante el sexto informe consecutivo que trata de acercarse a la situación de las mujeres en distintos aspectos vertebrales del sector del largometraje español. Cada año, se intenta incorporar nuevos objetivos de investigación a fin de ofrecer una imagen cada vez mas amplia sobre la situación de las profesionales dentro del sector. En este informe encontraremos como novedad la incorporación del estudio de las ayudas a la coproducción y desarrollo impulsadas desde IBERMEDIA. El último informe fue presentado en el pasado festival de Málaga (2021)

La presidenta de la asociación, Cristina Andreu, junto a la directora del Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA), Beatriz Navas, y la autora del propio informe Sara Cuenca han dado a conocer los resultados del documento. La principal conclusión es que:

«sólo una de cada tres personas que trabajan en este sector son mujeres».


Paula Ortíz (Directora de “La novia”) y Leticia Dolera (actriz) abrieron los Goya, precisamente de 2018, haciendo suyos los versos de Lorca y recordando que las mujeres son la mitad del mundo y la mitad de la imaginación, y que importan en las historias.
Pero el discurso más cercano al de McDormand fue aquel en el que una lucida y también enfadada Candela Peña recogía su Goya añadiendo: «No me deis premios, dadme trabajo», hablando de la precariedad del sector audiovisual, pues ella misma hacia tres años que no trabajaba.


Imagen con Licencia: Alamy











El Oscar del aullido. 
Los Ángeles, 26 de Abril de 2021. Dolby Theatre.

McDormand de 63 años, y sin maquillar  acudía a su sexta nominación desfilando por la tirana alfombra roja donde los medios de todo el mundo ponen su ojo. La Ceremonia de los premios Oscar ponen punto y final a la carrera de premios. Son el colofón y fiesta final al trabajo de todo un año, dando paso de nuevo a la temporada de festivales que empieza con Cannes y dura más o menos de Marzo a Noviembre.

En 2021, la actriz hacía historia no solo por ganar su tercer Oscar como actriz por “Nomadland”, sino porque se unía un cuarto premio como productora de dicha película. Una historia en la que había tenido que ejercer en labores de producción para poder ser contada.
Basada en el best seller de Jessica Bruder, da voz a los nómadas, a los miembros mas outsiders de la sociedad americana, los más alejados del propio “Sueño americano” y eso de cara a la galería, es un problema.

McDormand es una trabajadora, una proletaria del cine y siempre se ha considerado un poco outsider de la industria, incluso cuando lo de ser outsider no estaba de moda. No nos extraña que este fuera de los cánones de las imposiciones estéticas y de la tiranía de la imagen que parece cernirse sobre las mujeres mayores de 40, en una industria que las condena al ostracismo y la desaparición.

Gracias a la película “Nomadland” la actriz se convertía junto a,Meryl Streep e Ingrid Bergman en la tercer mujer en tener tres Oscars (Solo superadas por Katherine Hepburn con cuatro), y en dar posiblemente uno de los discursos más cortos de la historia de la Academia de las artes cinematográficas: 35 segundos.

«Mi voz no es mi espada. Nuestro trabajo lo es. Y me gusta trabajar»

De nuevo ponía el foco en el trabajo. Trabajo, trabajo, trabajo. Una palabra que la actriz no se ha cansado de repetir, pero sobre todo de demostrar.

Es posible que en esta ocasión no hubiera preparado nada al no creerse favorita (pensamos que lo era Carey Mulligan por “Una joven prometedora”) o qué tal vez, el año de la pandemia, sin duda uno de los más oscuros para la industria tampoco había más que decir, y tan solo dar las gracias por el trabajo.

Sin ella una película como “Nomadland” no hubiera sido posible. La actriz compró los derechos del best seller escrito por la periodista Jessica Bruder, basado en las experiencias de medio centenar de personas que viven como nómadas, al margen del sistema, en pleno siglo XXI. Con sus caravanas recorriendo el país como si nos encontráramos en el lejano Oeste y demostrándonos que otra forma de vivir es posible al margen de este capitalismo imperante. Un ensayo periodístico llevado a la pantalla por la directora Chloe Zhao que nos regala unos wallpapers impresionantes acompañados por la música de Ludovico con un ligero aroma a blanqueamiento de las grandes corporativas como es Amazon (lo que más nos chirría del film pero daría pie a otro ensayo)

Pero volvía a subir al escenario al ser la primera actriz que ganaba un Oscar en el mismo año como productora y actriz en un mismo film  y allí, para estupor de toda la sala y de los millones de tele espectadores de la gala lanzaba un aullido.

El aullido de un lobo, debemos explicar. en honor a Mike Wolf, uno de los técnicos de sonido de la producción que se suicidaba en 2020.

Volvemos a ver a una mujer preocupada por la producción, la industria y el equipo con el que trabaja. Algo que no es habitual.

En esta ocasión la directora Chloe Zhao, recordó a los nómadas con nuevamente dos palabras: «Esperanza y resilencia»

Finalmente , y en su segundo discurso McDormand mandó un mensaje al público en sus casas, y les instaba a salvar una industria en decadencia debido a las plataformas como es la parte “Teathrical” (los estrenos) del cine.

«Id a ver la película en la mayor de las pantallas que encontréis, en una sala oscura, cogeos de las manos y ved alguna de las películas que se han representado aquí esta noche».

¿Qué ha ocurrido en estos 4 años?

Además de una pandemia que ha acelerado el uso de las plataformas, y el cambio digital de las salas ocurrido hace unos años, vemos que los cimientos de la industria audiovisual están cambiando.

Algo esta cambiando y no solo en la academia de cine, sino a nivel mundial. Para empezar Emerald Fennell tomaba Hollywood casi por sorpresa cuando después de interpretar a Camila Parker- Bowles se colaba en las nominaciones a mejor guión con “Una joven prometedora” ganando además al mismísimo Aaron Sorkin, pope de la televisión y showrunner aclamado, sino que además compartía nominación junto a Chloe Zhao como mejor directora. Jamás dos mujeres habían estado nominadas en más de 90 ediciones de los premios, haciendolo además con una película que habla de la venganza abrazando el lema del #metoo resumido en algo tan mundano como “borracha y sola quiero llegar a casa”


Creador: Pool Imagen propiedad de: Getty Images
Copyright: 2021 Getty Images



Un termino de hecho que sigue siendo “best director” que aunque es correcto, es muy determinante el hecho no tener en uso directresses/directress, que esta aceptado.

En este caso Chloe Zhao ganaba como directora, la segunda en la historia después de que Kathryn Bigelow ganará el Oscar hace 11 años, y añadiendo que Zhao nacida en China (forma parte de una minoría inmigrante), partía como favorita.

Pero lo más interesante es todo lo que está pasando durante 2021, y como todos los grandes premios en los festivales los están ganando mujeres, dando un autentico giro a todo lo que hemos visto en la industria del cine en los últimos 100 años.

Hablemos del caso Español, cuando José Luis Rebordinos director del festival de cine de San Sebastián el único de Clase A en España y que puede equipararse a Cannes y Venecia, decidía para sorpresa de muchos eliminar la diferenciación entre mejor actor y actriz en los premios, el festival de cine de Huelva se unió siguiendo la estela del festival de Berlin.

La polémica de la decisión ha surgido debido a que si es un medio de inclusión para personas inter género o transexuales, acaba reduciendo los premios a una categoría que puede ser igual de perjudicial. La expectación sobre la decisión del jurado en esta primera edición de los premios del festival de cine de San Sebastián era lógica, y acabó saldándose con la salomónica decisión de premiar a mejor interprete de reparto a todos los jóvenes de “¿Quién lo impide”, la película de Jonas Trueba y dando un ex- equo en interprete principal a Flora Ofelia por “As in heaven” y a Jessica Chastain por “Los ojos de Tammy Faye”, por lo que consideramos que no se mojaron realmente.

La presidenta del jurado de apellido imposible Dea kulumbegashvili, ganadora del año pasado como mejor directora de la Concha de plata, daba el premio en la dirección precisamente a otra mujer: Tea Linderburg por “As in heaven”.

Esto solo era el colofón del año de ganadoras a nivel europeo en los grandes festivales. Para “El periódico”, la compañera y amiga Beatriz Martinez especializada en perspectiva de género y crítica de cine nos habla de la suerte de cara a las niñas o mujeres jóvenes de hoy en día que busquen referentes en el mundo audiovisual, en un año de especial bonanza en premos: Julia Ducournau ganó como mejor directora en Cannes (y su película “Titane” será la enviada a los Oscars por Francia en la categoría de “Mejor película extranjera”) y Audrey Diwan (Miembro del jurado este año en San Sebastian) fue premiada en Venecia como mejor directora junto a Jane Campion que obtenía el premio del jurado.

Sabemos que el cine y el audiovisual es entretenimiento, pero sobre todo es una voz. Un altavoz político y mediático que bien usado puede cambiar el mundo si nos dedicamos a escuchar y no solo oír la diversidad de voces que hay en el planeta.
Recordamos de nuevo a Lorca en “Poeta en Nueva York”:

«Yo denuncio a toda la gente que ignora la otra mitad»


ANEXO 

DISCURSO 2018 

https://youtu.be/VKujSw4HjuY

“Estoy hiperventilando un poco, así que si me caigo, levantadme, porque tengo algunas cosas que decir”
(Agradecimientos varios al director de “Tres anuncios a las afueras” Martin McDonagh y a su hermana, se dirigió a su pareja Joel Coen y a Pedro, el hijo adoptado de la pareja)

”Estas dos personas fueron criadas por madres feministas. Se valoran a sí mismos, valoran a los demás y a los que nos rodean. Sé que estáis orgullosos de mí, y eso me llena de alegría”

"Tener a todas estas candidatas femeninas de cada categoría”

"Meryl, si tú lo haces todas las demás lo harán. ¡Vamos! Cineastas, productoras, directoras, guionistas, fotógrafas, compositoras, escritoras, diseñadoras. ¡Vamos!", gritó, antes de que todas las mujeres se levantaran de sus butacas.”

"Vale, mirad a vuestro alrededor, todo el mundo”

"Mirad alrededor, damas y caballeros. Todos tenemos historias que contar y proyectos que necesitan financiación. No nos hablen de ellos esta noche en las fiestas. Invítennos a sus despachos en un par de días, o vengan al nuestro, como mejor les convenga, y hablemos de ellos", "Tengo dos palabras que dejarles esta noche, damas y caballeros: disposición e inclusión”.

>DISCURSO 2021
ACTRIZ:
 https://www.youtube.com/watch?v=y-NV9RYWR3g  

PRODUCTORA- MEJOR PELÍCULA:
https://www.youtube.com/watch?v=t1hkWbhhga8


BIBLIOGRAFÍA

seestrena.com. (2018, 5 marzo). El reivindicativo discurso de Frances McDormand al ganar el Oscar: "Tenéis que invitarnos a los despachos. SeEstrena. https://www.antena3.com/se- estrena/premios/oscar/reivindicativo-discurso-frances-mcdormand-ganar-oscar-teneis- que-invitarnos-despachos_201803055a9cdb510cf2d9edd377a25b.html

Frances McDormand. (1957, 23 junio). IMDb. https://www.imdb.com/name/nm0000531/
Moda, S. (2020, 10 febrero). Premios Oscar: el poderoso bordado feminista de Natalie Portman. S Moda EL PAÍS. https://smoda.elpais.com/celebrities/premios-oscar-bordado-feminista-

directoras-natalie-portman/
Why an ‘Inclusion Rider’ is the answer we need now. (s. f.). USC Annenberg School for

Communication and Journalism. https://annenberg.usc.edu/research/why-inclusion-rider-

answer-we-need-now
Devincenzi, M. (2021, 11 agosto). La nueva lista top de Hollywood, de Anya Taylor-Joy a Regé-

Jean Page. Cinéfilos. https://cinefilosoficial.com/2021/08/11/la-nueva-lista-top-de-

hollywood-de-anya-taylor-joy-a-rege-jean-page/
The data behind Hollywood’s sexism | Stacy Smith. (2017, 21 marzo). YouTube. https://

www.youtube.com/watch?v=7kkRkhAXZGg
Torres, P. (2021, 25 enero). Test de Bechdel: 7 increíbles películas que pasan esta prueba con

honores. Métrica - Agencia Peruana de ComunicaciÃ3n. https://metrica.pe/blog/test-de- bechdel-7-increibles-peliculas-que-pasan-esta-prueba-con-honores/


mross@bayareanewsgroup.com. (2018, 4 marzo). Frances McDormand brings #MeToo moment the Oscars needed. The Mercury News. https://www.mercurynews.com/2018/03/04/frances- mcdormand-brings-the-metoo-moment-the-oscars-needed/

Fernández, L. (2018, 4 marzo). Los Oscar del #MeToo. ELMUNDO. https://www.elmundo.es/ yodona/lifestyle/2018/03/04/5a94079de5fdeac97d8b4604.html

https://cimamujerescineastas.es/wp-content/uploads/2021/06/informe-cima-2020.pdf
Discurso de Candela Peña en los Goya 2013. (2013, 18 febrero). YouTube. https://

www.youtube.com/watch?v=VnPkg82U55o
Premios Oscar 2021: Frances McDormand, MEJOR ACTRIZ por «NOMADLAND». (2021, 26

abril). YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=y-NV9RYWR3g
Martínez, B. (2021, 26 abril). El aullido de Frances McDormand tras ganar su tercer Oscar por «Nomadland». elperiodico. https://www.elperiodico.com/es/ocio-y-cultura/20210426/

tercer-oscar-frances-mcdormand-protagonista-11682204
«Nomadland» Wins Best Picture | 93rd Oscars. (2021, 2 junio). YouTube. https://

www.youtube.com/watch?v=t1hkWbhhga8
Alanís, M. A. (2021, 26 abril). Oscars 2021: Emerald Fennell es la primera directora británica

nominada. Vogue. https://www.vogue.mx/estilo-de-vida/articulo/emerald-fennell-quien-

es-nominada-oscar-mejor-direccion-actriz-de-the-crown-camila-parker-bowles
What is the opposite gender of director? (s. f.). Answers. https://www.answers.com/Q/

What_is_the_opposite_gender_of_director
García, R. (2018, 23 septiembre). Las mujeres claman contra la desigualdad en el cine. El PaÃs.

https://elpais.com/cultura/2018/09/23/actualidad/1537703137_794342.html
Festival de San Sebastián. (s. f.). sansebastianfestival. https://www.sansebastianfestival.com/es/


Martínez, B. (2021b, septiembre 26). 2021, el año de cine en el que las mujeres lo ganaron todo. elperiodico. https://www.elperiodico.com/es/ocio-y-cultura/20210926/2021-ano-mujeres- cineastas-ganadoras-oscar-cannes-venecia-san-sebastian-12116470


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por pasarte, y que la suerte este siempre de tu lado.

¿Nos invitas a un café?

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Encuentra las entradas de tu cine favorito con increíbles descuentos

ENTREVISTAS

Instagram

Entrada destacada

Nadie hablará de nosotras by María Abad 1x05 | MELINA LEÓN- Directora de CANCIÓN SIN NOMBRE

Para “Nadie hablará de nosotras” podemos hablar con Melina León, la directora de cine peruana que con su primer largometraje “Canción sin n...

Páginas