ULTIMAS ENTRADAS

Comentarios

domingo, 6 de abril de 2014

Mi fiesta del cine

La fiesta del cine es una gran iniciativa, una maravillosa y fantástica iniciativa. Puntual.
No creo que hablar de las cifras de taquilla y de afluencia en la fiesta del cine sean determinante para decir que si esos precios se aplicaran a la taquilla diaría la industria se recuperaria.

Por un lado, la fiesta del cine funciona durante 3 días, y en esos 3 días la gente va a ver las películas que hay en cartel en ese momento, por lo que solo ganan esas películas, y no las demás, las pobres que se han estrenado en otras fechas.

La gente que va a la fiesta del cine a gastarse 2.90, es la gente que va al cine (ojo, estoy generalizando, pero seguir leyendo) porque es barato (?¿?¿), y porque “toca ir”, pero también es la gente, que como “va porque toca ir” irá a ver el blockbuster de turno cuando se estrene, y pagara sus 9 euros para ver El Hobbit 3. Es decir gente que va al cine a ver la “peli que toca” o espera ansiosamente, y punto, y que  sea 2.90 o 9, en realidad le da igual.
Hay gente que va a la fiesta del cine, y no vuelve en todo el año ¿Ese es el cliente representativo?

Yo soy de la opinión de que si el cine fuera todo el año a 2.90, tampoco iria nadie, la gente encontraria excusas para no ir, porque no es un bien necesario, porque es algo que esta ahí sin más, y que esa bajada de precios de manera general no solucionaria nada.
A las pruebas me remito, cuanta gente va al cine los jueves  que cuesta 4 euros, con las miles de tarjetas que tienen de promoción los propios cines???

El cinéfilo, el que va todas las semanas al cine o casi, la fiesta del cine le da una alegría, sobretodo a su bolsillo, pero.. es real??
Los que vamos a festivales o pases de prensa o nos preocupamos de mimar las pelis y verlas ( además de sacarnos todos los carnets y bonos como los de los cine Girona, etc.. porque somos cinéfilos pero pobres, y no somos tontos) a veces la fiesta del cine nos hace un poco de “plín”.
lovevalencia
¿Por qué? Por que en realidad, con fiesta del cine o sin ella, al cine nosotros vamos a ir igual.

Me da pena seguir escuchando que el cine es caro, y no dejar de reivindicar cosas como que hoy, en los autocines Star, es el día de la familia, y por 14 euros, sí señores 14 euros, podéis ver 2 películas, pero ojo a lo que os voy a decir... 5 PERSONAS!! Podéis llevar a los niños y a la abuela, y los 5 por solo 14 euros, y estar entretenidos viendo Río 2 y Noé.

En los autocines hay días que incluso son gratis!! Estan locos, eh! GRATIS!

Tras acercarnos a la cartelera durante la fiesta del cine, y ver que o todo ya lo habíamos visto o no nos llamaba la atención, yo decidí montarme mi fiesta del cine el jueves.

Así  que el jueves me dirigí, y aquí empieza la odisea, a los CineStudio D'Or ( estos, los MaldÀ, y los autocines me podían dar alguna comisión o entradas free con tanta publicidad que les hago) para ver, más contenta que unas castañuelas “Alabama Monroe” y “Nymphomaniac 2”.
 
Hay que explicar que vivo en un pueblo, donde no hay cines, ni nada que se le parezca desde hace más de 15 años, así que debo trasladarme a la capital para poder ir al cine.
También que vivo en una localidad en la que no hay transporte público nocturno ( en realidad nada a partir de las 23h) por lo que dificulta mucho el acceso a la cultura y actos “Populares” ---> la abuela cebolleta y sus historias

Tras decir que tardo unos 40 minutos en llegar al cine, lo hice con suficiente tiempo, incluso de comprar merienda.
En el cine no se come muchacha!!!
No señores, en este cine SÍ!
Es un cine, de los de antes, de los de doble sesión, de los de ir en familia y llevarte la merendera ( o la "carmanyola", recuperemos esta bonita palabra que se esta olvidando), de esos que huelen y saben a festivales, y donde la gente aplaude cuando hay una explosión, y lo vive en familia.

Como os digo, hay dos sesiones seguidas, y los precios sin muy económicos, con la tarjeta de estudiante, que yo llevaba, 2 películas.. me están leyendo, 2 peliculas por 3 euros!!! Esto no te lo da ni la fiesta del cine ni nada, y esto a diario, mis queridos amigos!!
Empezó la proyección de Alabama Monroe, de la que había intentando aislarme todo lo posible y saber muy poco, por lo que cuando empezó la película, me sentí en una de esas películas que  como Blue Valentine te destroza el karma, de las que son auténticas destruye animos, y que te dejan hecha un guiñapo en la butaca.
Yo ya no sabía en que momento iba a poder controlar la angustia, debatiéndome entre el dolor y la ternura, cuando la película empezó a fallar.
Varias veces a lo largo de la proyección se paraba, se enganchaba, se repetía una escena en bucle.
Nos había empezado a hacer un Le Congress.( guiño al Sitges Festival)

Tras pararla hasta tres veces, y dar las luces otras tantas, la gente aplaudiendo, haciendo comentarios, cantando la letra de la canción que se había quedado en bucle (Que yo me quedaba loca pensando que se la sabían y yo estaba apunto de poner el Shazam para saber cual era y no sentirme tan loser), y prácticamente dándose los teléfonos del buen rollo de la sala, parecía que aquello no tenia solución.

La gente que salió fuera a preguntar volvía diciendo que no proyectarían Nymphomaniac 2, y que no se sabia si repararían el proyector para acabar de ver Alabama Monroe.

Eso me destrozo. Yo no podía quedarme al siguiente pase porque no tenia forma luego de volver a casa, y volver en taxi no es factible por un capricho ( os recuerdo que el taxi a mi casa desde la ciudad, cuesta tanto como el bus de valencia a Barcelona, lo que es para mearse)---> historias de abuela cebolleta

Así que como si fuera un Open Grave cualquiera (doble guiño al Sitges  Festival) , me quede sin ver el final de Alabama Monroe.
Me devolvieron el dinero obviamente, aunque el chico de taquilla me ofreció volver otro día con la entrada, que como todos en ese cine, son mas majos que las pesetas.

Mi respuesta a ir otro día fue no. Como ya os comento, tengo que trasladarme hasta la ciudad para ir al cine, y es un autentico coñazo, porque los “metros” que nos unen, son en realidad como “trenes regionales” con horarios extraños, y mal comunicados, que te quitan todas las ganas de ir de un lado a otro.
Y ahora que?

Recurriremos a la piratería para ver estas dos películas que un fallo de la tecnología no me permitió acabar??? Porque ya no están en ningún cine, y no son películas que quiera comprar. Veis porque es tan importante que los videoclubs no desaparezcan, siguen siendo una alternativa, porque una cosa os digo, no todo el mundo descarga películas, y en el videoclub de mi barrio ( que es una tapadera para el blanqueo de dinero) aún hay gente que reserva películas para el fin de semana. True story.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por pasarte, y que la suerte este siempre de tu lado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...