Breaking News

sábado, 4 de diciembre de 2021

Sandra Bullock: El Oscar de la vecina de al lado


Nunca entendí que le veían a Sandra Bullock. No me parecía una actriz que destacara por nada, ni en la comedia (“La fuerzas de la naturaleza”), ni como heroína de acción (Saga Speed), ni en las comedias románticas donde se había logrado forjar un nombre (“Amor con preaviso”), y no tenía el carisma de otras novias de América o actrices que se habían ganado el apelativo de “vecina de al lado” como Julia Roberts o Meg Ryan.



Aunque conserva todavía esa apariencia genuina que descubrimos en “That things called love”, con unas actuaciones balbuceantes que se han convertido en su sello de identidad, no consigo conectar con ella. Es más y perdonarme la expresión, la encuentras “pavisosa” dentro del star system de los años 90 y 2000.

sandra bullock
Getty images: Jason Merritt. Sujeta a licencia.


Cuando en 2010 la actriz ganaba el Oscar por “The Blind Side” frente a trabajos tan deliciosos como el de Carey Mulligan en “A education” me sentí estafada por estos premios que son canon en la industria cinematográfica. Es cierto que a los miembros de la academia les encantan las transformaciones físicas de los actores para interpretar a determinado personaje como vimos con el increíble trabajo físico realizado por Charlize Theron para “Monster”, pero en esta ocasión el mayor logro de Bullock fue teñirse de rubia y eso lo hago yo todos los meses sin que un repartidor de Amazon llame a mi puerta con una estatuilla.


Ese mismo año, la actriz recogía el razzie (anti Oscar) por “Loca Obsesión” (All about Steve) donde volvía a explorar su lado gamberro.


Fue entonces cuando Bullock se ganó el corazón de todos desde la humildad, y si bien es cierto que acudió a la ceremonia de los Razzie a recoger su premio dando buena cuenta de como se ríe de sí misma, fue su discurso en los Oscars y sus declaraciones posteriores las que hicieron que me postrara a los pies de esta diva incomprendida, y ví, que a pesar de sus malas decisiones en cuanto a guiones “Miss Agente especial” daba los mejores discursos en ceremonias y merecía la corona por méritos propios.


Entonces llegó “Gravity” de Cuarón, una película que le devolvió las ganas de hacer cine a la actriz, que tras ganar el Oscar se refugió en su rancho en Austin alejada de la vida de Hollywood y un divorcio que eclipsó su talento en manos de los tabloides. Cuarón la quería para una historia espacial que no tenía que ver con astronautas, sino de supervivientes, de la perdida y del espíritu humano.


Sandra Bullock consciente de su talento, de sus capacidades y de su suerte, declaraba:

“ Un Oscar te hace darte cuenta de lo duro que hay que trabajar para conseguirlo, no me sentí digna de el en ese momento, pero decidí pasar el resto de mi vida ganándomelo”



En Gravity, una película sobre el renacimiento se reencontraba con su viejo amigo George Clooney, entrenó para estar en forma y suspendida en cables que después borrarían, y realizó un trabajo de introspección para encarnar a una mujer que perdiendo a su hija decide irse lo más lejos que puede sin saber que los problemas la acompañarán vaya donde vaya, y que aunque el silencio del espacio la acompañe, sus pensamientos nunca la abandonan.


En ese momento, cuando la vemos soportar en la gran pantalla el peso de toda la humanidad que es el de una madre que lo ha perdido todo, nos damos cuenta que ya se ha ganado ese Oscar, y es que como su protagonista nos encontramos ante una superviviente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por pasarte, y que la suerte este siempre de tu lado.

¿Nos invitas a un café?

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Encuentra las entradas de tu cine favorito con increíbles descuentos

Instagram

Gana dinero con tu blog.

Gana dinero con tu blog.
Te enseño como

Entrada destacada

LA MOSTRA DE VALENCIA: MOJA VESNA

'Moja Vesna': un punzante relato sobre la pérdida, segunda película a competición de la Mostra de València  Gregor Bakovic, su prota...

Páginas