ULTIMAS ENTRADAS

lunes, 8 de diciembre de 2014

Una entrada de cine

Hablamos continuamente del cine, sin parar, tanto de parte del espectador como de la industria. De que vamos a hablar sino? De la reproducción de las tortugas? Pero es que no tengo ni idea.


En la industria del cine no tiene porque haber buenos y malo. Nos encontramos con que hay tratos comerciales, y los aceptas o no.
A veces creo que vivimos en España, que es un país de chorizos, y también de borrachos, porque se quejan con la boca pequeña por los cubatas 8 euros, pero castigan a la industria del cine.
Eso es, un país de borrachos y que lo que menos importa es la cultura.


Esta incultura ( y que conste que nos gusta el vino y “las mujeres”) hace que por el éxito de la fiesta del cine nos creamos que eso se puede repetir.
Estamos hablando de hechos aislados, algo que no puede mantenerse todo el año, porque las majors americanas que son las que “nos fijan los precios” se llevan en Europa del 35% al 45%.


La fiesta del cine le hace más daño a la industria que la piratería, porque hace creer al espectador que porque esos precios se mantengan 3 días se pueden mantener siempre, y no es así. ES una oferta especial. La gente dice: “mejor cines llenos a 3 euros que vacíos a 9”, pero es que a 3 euros no se puede poner el cine cuando te piden desde la distribuidora 4 euros por la entrada. Puedes hacerlo 1 día, y compensar las perdidas con la venta de palomitas, pero no todos los días.


Ante estos precios abusivos, Cines y Kinépolis se plantaron cuando se negaron a proyectar en sus salas “El lobo de Wall street”. Hay muchas películas de Universal, que desde Cinesa han bloqueado debido a lo abusivos en sus precios, y a su politica de exigir cada día mayor y mayor porcentaje en el precio de la entrada. Aun este boicot, la película consiguió hacer más de dos millones y medio de euros en su primer fin de semana.


Pensad lo que cuesta una entrada. 9 euros.
De esa cantidad, el 21% es el IVA, el 3% es para las entidades de gestión de derechos intelectuales, y, en porcentajes muy variables, el 33% para el exhibidor y el 43% para el distribuidor. (Muy variables, porque las majors suelen pedir un 55% y alcanzar el 60%. Las indies a veces solo llegan al 35%).
Si le das un 60% a la major y un 24% son impuestos. Al cine del precio del a entrada le queda un 15% de donde tiene que pagar luz, alquiler, empleados...


Vamos a hacerle esto a todas las empresas, a todos los trabajadores!


No se puede boicotear a las majors americanas, pues también distribuyen cine español, como la filial de Warner distribuye “Lo imposible”.
En este caso Warner es diferente, no va a %, sino que se lleva una cantidad fija de cada entrada. Por eso mismo en los cines ves los carteles de “Las películas de Warner están excluidas de la promoción”, ya que aunque se reduzca el precio de la entrada, la distribuidora sigue pidiendo el mismo fijo.


Lo de las salas es otra historia, hay lugares que no tienen ninguna, como nosotros que vivimos en un pueblo con 80.000 habitantes, y otras ciudades sobre explotadas.
Hemos crecido con que en cada centro comercial tenia que haber un multicaule, y todo lleno de multisalas.
Algo que en Francia no pasa, pues tienen una politica para la apertura de cines nuevos al estilo de la nuestra para las farmacias.


La digitalización ha acabado con muchas de las salas que no han recibido las ayudas prometidas por el gobierno y se han endeudado. Mientras hayan copias en Celuloide se irá a muerte en algunas salas y se agarrarán al único clavo ardiendo que les queda.
Mucha gente exige Molinete en España, y seguir pagandole a los Americanos?
En España no podremos tener nada parecido, porque no tenemos el número suficiente de subscriptores.
La gente sigue sin querer pagar por algo que es gratis, y todo lo que digan en contra de eso, es mentira.
Si serie es gratis, nadie va a pagar 6 euros al mes por Filmin, la cálidad les da igual.
Salvando las distancias claro, ya que Filmin funciona como un videoclub online, mientras que Netflix puede y lo hace, producir su contenido.


En cuanto a los sueldos millonarios de algunas estrellas de Hollywood, depende del pais.


La gente se cree que del precio de la entrada tiene que salir el sueldo de Cameron Diaz. Pues no señores, no sale de ahí, que atrevida es la ignorancia.
En estos momentos, Francia planea poner en practicas leyes que impidan a sus estrellas de cine cobrar más de 1 millón de euros, para que las producciones patrias no se resientan.
Para cuando una ley parecida en Estados Unidos?

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por pasarte, y que la suerte este siempre de tu lado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...