ULTIMAS ENTRADAS

Comentarios

lunes, 22 de septiembre de 2014

Festival de cine de San Sebastian 2015: Sábado 20 (día 1 - Segunda parte)

Continuamos nuestro día que fue largo, largo con la isla mínima:

LA ISLA MÍNIMA (2014) En un remoto pueblo de las marismas del Guadalquivir, dos adolescentes desaparecen. Desde Madrid envían a dos detectives de métodos muy diferentes que no atraviesan su mejor momento en el cuerpo. Una huelga amenaza la cosecha del arroz y dificulta la investigación de los policías, que reciben presiones para solucionar el caso cuanto antes. Sin embargo, la investigación pone en evidencia que han desaparecido varias jóvenes más y que existe otra fuente de riqueza: el tráfico de drogas.

La isla mínima, mejora y depura todo aquello que ya veíamos venir y que nos mostraba su director en Grupo 7, su thriller precedente, pero mejorado. Esta pareja de policías, en un thriller que venía precedido por excelentes críticas y unas referencias que nos hacían poner los dientes largos. Que si True Detective por aquí, que si Memories of murder, no hacia más que dejar las expectativas muy altas.

La película sigue todos los tópicos y lugares comunes de los thrillers. Esto es: la pareja policial que se ha visto obligada a trabajar unida, brutalidad y sordidez en la escena del crimen, persecución automovilística, interrogatorios a mamporrazos...


La dirección  de Alberto Rodríguez es impecable. Esos planos aéreos cenitales donde vemos las localizaciones en las que se desarrolla la trama crean una atmósfera de intriga y suspense muy efectivas. El  ritmo y la fuerza con la que impregna el conjunto es la confirmación de que estamos ante alguien con talento que sabe manejar la cámara. Los actores, sobretodo la pareja protagonista interpretada por Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez está convincente y comedida.  
Uno de los "peros" que podríamos ponerle a "La isla mínima" es que peca de un desarrollo plano en el que encontramos pocos picos de intensidad y también carece de sorpresa. Salvo en contadas ocasiones como por ejemplo, la persecución nocturna, una escena efectiva y potente, la película avanza con algo de miedo por no salirse de lo establecido. Por pedir, nos hubiera gustado algo más de atrevimiento. Es una pena tener todos los ingredientes y conseguir un resultado impecable para no dar un último golpe en la mesa y obtener algo memorable y diferente. En definitiva, convence pero no sorprende.


El paisaje es tan determinante en esta película y las marismas del Guadalquivir se nos antojan tan hipnóticas que pasamos por alto las ideologías opuestas de estos policías llenos de contrastes en una España que estaba dispuesta a empezar a florecer y salir de la oscuridad.
BLACK COAL, THIN ICE (2014) La película ganadora del Oso de Oro de Berlín tiene como protagonistas a un ex policía y su ex socio en su investigación de una serie de homicidios que pusieron fin a sus carreras. Un trabajador de una mina de carbón es asesinado y su cuerpo mutilado aparece a cientos de kilómetros. La investigación sigue la pista de varios sospechosos, pero en el intento de apresarlos mueren dos oficiales y otro, de nombre Zhang Zili, resulta herido. Es obligado a retirarse del caso y lo asignan como guardia de seguridad en una fábrica. Cinco años después vuelven a sucederse los asesinatos y Zhang Zili se apercibe de que todas las víctimas están relacionadas con una mujer de la que se enamora.










Precedida por el premio en la pasada edición de Berlin, nos metemos a ver este thriller detectivesco, y salimos pensando que alguien ha cambiado los rollos en el montaje o alguna cinta se ha perdido por el camino."Black Coal, Thin Ice", que esperamos volver a recuperar pronto ya que es una de esas películas en las que si no estás atento y no le prestas toda tu atención es fácil perderse. La película es un thriller policíaco con identidad propia, que adolece de un montaje a primera vista anárquico del que salimos con verdaderos quebraderos de cabeza. Acabamos la proyección con muchas incógnitas así que la volveremos a ver sin falta.
Una historia interesante, con un montón de frentes abiertos, que lleva el cine negro al extremo de oriente, con crímenes sin resolver, una mujer misteriosa, y la inevitable historia de amor.


Tiene un inicio realmente potente. Imaginaros que estáis trabajando y que encontráis una mano, pero que en diferentes puntos del país se encuentran restos humanos, posiblemente del mismo cadáver, que es identificado, pero que queda como caso sin resolver. Como detective encargado del caso, ese run run, estará permanentemente en tu cabeza, como algo que te persigue en sueños, hasta convertirlos en pesadillas.
Diao Yinan, su director, trata esta historia de forma muy peculiar, con una atmósfera cercana a lo onírico, y con una sorprendente puesta en escena, para situarnos en el nord oeste de China a finales de los 90. Rodada con mucho tacto y elegancia, con un tratamiento del sonido y la imagen únicos, con un humor extraño y oscuro y visualmente muy potente, no podemos dejarnos más que fascinar por una historia que es como un rompecabezas sin resolver.

Por último nos enfrentamos a AUTÓMATA:
AUTÓMATA (2014) Un relato de ciencia ficción situado en un futuro próximo en el que Antonio Banderas encarna a Jacq Vaucan, un agente de seguros de la corporación cibernética ROC que investiga una serie de extraños casos que involucran a autómatas que han trasgredido sus protocolos de seguridad.
La Tierra. Un futuro próximo. Jacq Vaucan, agente de seguros de la corporación cibernética ROC, está a punto de ser padre. Vaucan investiga una serie de extraños casos que involucran a Autómatas que han trasgredido sus protocolos de seguridad. Lo que en principio parece un expediente rutinario arrastrará a Vaucan a ser testigo de acontecimientos determinantes para el futuro de la Humanidad.
Acabamos la noche con "Autómata", la cinta de ciencia ficción producida e interpretada por Antonio Banderas, El film de Gabe Ibáñez ("Hierro") es una amalgama de películas que ya hemos visto antes, previsible y con un desarrollo algo tosco. No ayudan los actores que simplemente se pasean, como es el caso de Dylan McDermott, ni tampoco todos los clichés del cine de scifi. Banderas le intenta poner alma y ganas pero no es suficiente y acaba haciendo el ridículo en alguna que otra escena.
La aparición de Melanie Griffith, provoca risa, El juego con la robot femenina no funciona, y simplemente queda la anécdota de la película que esta pareja realizo antes de separarse y es una pena.


Nosotros no queremos decir que sea mala, o que no nos gustará a pesar de que salimos con un regusto amargo de la sala, por todo lo que podría haber sido y no fue. Los efectos son buenos, la historia pensada seriamente devastadora, y ha crecido con el tiempo, y las localizaciones correctas.
Pero este tratamiento de la inteligencia artificial, mil veces visto y mejor desarrollado que aquí, junto a unos agujeros de guión insalvables, donde el intento de transcendencia filosófica sobre la condición humana, lo único que hace es empeorar aún más los defectos formales.



                              
Acabamos nuestro primer día con los compañeros críticos, comunicadores y tuiteros, es decir, en la mejor compañía, con gente maja, con la que tomar un pintxo, una caña y hablar de cine, de nuestras experiencias y nuestras anécdotas, e irnos a la cama, sabiendo que hemos aprovechado el día.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por pasarte, y que la suerte este siempre de tu lado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...