ULTIMAS ENTRADAS

domingo, 21 de septiembre de 2014

FEstival de cine de San Sebastian 2015: Día 1 - Sábado 20 de Septiembre (Parte 1)

Una de las mejores cosas que hay en la vida, al menos para los amantes del cine, es asistir a un festival. Allí, vives un ambiente único, viendo películas sin parar, conversando con colegas amantes del cine como tú, y tienes acceso a ruedas de prensa donde los actores y directores te dan su punto de vista.

Como amante del cine desde pequeña, esto es uno de los grandes regalos que la vida nos ha puesto al alcance de la mano.
En esta ocasión, la 62 edición del festival, y la segunda vez que nosotros íbamos, decidimos que lo haríamos saliendo desde Barcelona. Gran Error.
Nos esperaba un viaje de 8 horas en un autobús, de noche, lo que significaba que al contrario de la creencia popular: No duermes.
Tantas paradas, la incomodidad, el viaje... el horror.
Encima, llegamos antes, lo que significaba que a las 6 ya estábamos llamando a la puerta de Olga y Rafa, nuestros papas por unos días, y nuestra casa durante el festival.
Olga y Rafa tienen varias casas en San Sebastián, y ya estuve el año pasado con ellos. En esta ocasión nos alojamos en uno de los pisos de surferos.
A mi me encanta, porque es económico y ellos son encantadores, además de estar a 3 minutos del kursaal. Lo malo, que al estar al lado del Kursaal, esta lejos del Principal, así que te pegas una caminata. Yo solo puedo deciros, que siempre repetiré con ellos, porque son adorables, y me han tratado fenomenal.

Tras el desayuno, sin dormir y tras coger las acreditaciones y regalitos (Porque son súper majos, esta todo increíblemente bien organizado, y son muy detallistas, y esto también lo digo porque Gorka, el relaciones públicas del festival, me estuvo llamando porque le escribí por unas cosas, y todo perfecto, más majo que las pesetas) y nos fuimos al cine, como debe ser!

Como durante la noche viajábamos en el autobús del infierno, nos perdimos muy a nuestro pesar la gala de inauguración. No es que hubiéramos ido, pero las veces que la he visto por televisión, me he emocionado enormemente. En esa ocasión, como en otras, con la participación de Karra Elejalde y Edurne Ormazabal.
En ella, Denzel Washinton recibía el premio Donosti de manos de su amigo y director en “The Equalizer” y “Training Day” Antoine Fuqua.

Una gala en la que se conecto vía satélite, es decir, haciendo un skype con el director Richard Linklater, artífice de una de las pelis del año, y de la década, como es Boyhood, y en cual recaía el premio FIPRESCI este año, aunque no estaba allí para recogerlo.

Como es habitual en este tipo de galas, los nervios y las emociones están a flor de piel, y Denzel Washintong fue sin duda el protagonista de la noche.
Tras ser presentado por Fuqua, director de la película que abría esta edición del festival, su 62 ya, el actor irrumpía en el escenario, visiblemente emocionado, donde agradecía al festival, desde el fondo de su corazón, la pasión que había vivido en la ciudad.
Una gala, en la que a su vez contó con habituales como Cayetana Guillém Cuervo, Unax Ugalde o Maribel Verdú.

Una de las cosas más interesantes incluso leyendo el periódico del festival es la multiculturalidad y la idiomatica de la que hace gala este festival, como decimos, con un periódico escrito en euskera, ingles y castellano.

Sigamos hablando de la figura del actor Denzel Washintong, sin duda uno de los protagonistas de esa edición, y que se convirtió en una de las caras visibles del certamen. Amable y tranquilo se presentaba Denzel Washinton a los medios, cuando se presentaba junto a Fuqua, gracias al cual consiguió su Oscar por Training Day. Ya han pasado 13 años desde ese Oscar, pero Denzel sigue siendo una de las caras visibles del cine, más representativas. En “The Equalizer” el espíritu violento que nada tiene que ver con su personalidad, vuelve a estar presente, regalando uno de esos personajes que te permiten descargar la adrenalina y soltar a esa parte más loca que todos llevamos dentro.

Denzel, que se considera un hombre corriente a pesar de haber interpretado a miles de héroes, y personajes fuertes, cree que tiene un trabajo extraordinario, y que eso es lo que lo convierte en especial, nada más. Todo un alarde de humildad, que se agradece.

Nos embarcamos sin anestesia con lo nuevo de Ozon, “Une Nouvelle amie”, que aunque nos intereso y gusto, no llegaba a la teatralidad y el listón tan alto que había puesto con “La casa”. Aunque aquí había mucha más mala uva, y mucha más vuelta de tuerca a los convencionalismos sociales y a lo que esta bien visto.
THE NEW GIRLFRIEND (2014) Dos mujeres, amigas de la infancia. Las dos se casan y una tiene un bebé. Al poco tiempo, la madre enferma gravemente y le hace prometer a su amiga que cuidará de su hijo y de su marido. Después de su muerte, la amiga decide ir a visitar al padre y al bebé, pero le espera una tremenda sorpresa.

François Ozon, que ademas de querido por el festival es un habitual, parece que presenta película por año, y como si fuera el Woody Allen francés, nos aproxima al país vecino, con una mirada diferente y curiosa. Romain Duris protagoniza esta película en su primera colaboración con Ozon, y esperamos que este divertido tandem que han formado tarde en romperse y nos sigan dando alegrias como esta.
Con un inicio totalmente Teen, donde nos relatan la casi obsesiva y curiosa pero sobretodo fuerte amistad de dos mujeres desde su más tierna infancia hasta la muerte de una de ellas, de forma repentina. Esa confianza y esa alma gemela encontrada en los albores de la niñez, deja un vacio inmenso, así como a un marido desconsolado y a un bebe sin madre. Entre la ironía, propia del director y tocando uno de los temas que le apasionan, la sexualidad, asistimos al momento en el que antes de morir, una le promete a la otra que cuidaran de ese bebe y del marido. Un nuevo mundo y sobretodo una nueva amistad esta apunto de empezar, pero eso debéis descubrirlo vosotros cuando os acerquéis a esta historia con el corazón y sin prejuicios, a no ser que penséis que están locos estos franceses.

Es cierto que a veces bascula por la más absoluta de las comedias absurdas con momentos absolutamente sonrojantes, que harían partirse de risa al más pintado, y que roza el patetismo incluso del buen gusto. Pero la vida y la búsqueda de la identidad sexual se basa en una sucesión de momentos sonrojantes y absurdos, que rozan el patetismo vital, o lo que es lo mismo, la vida.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por pasarte, y que la suerte este siempre de tu lado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...