ULTIMAS ENTRADAS

sábado, 2 de agosto de 2014

Las princesas en el cine

El retratar la vida de las princesas, ya sean reales o inventadas ha atraído a los directores desde siempre. Ya sea en animación o acción real, cuentos de hadas modernos, o retratar aquellas que reniegan de su condición, el glamour, elegancia  y sofisticación que emanan las princesas siempre ha sido un filón para la gran pantalla. 

Con la llegada a los cines de la adaptación de “ Grace de Mónaco / Grace of Monaco”, que adapta la vida de Grace Kelly, antes actriz que princesa, queremos hacer un repaso a aquellas princesas que nos han hecho soñar con muros de palacio y reinos no siempre encantados.

“Grace de Mónaco / Grace of Monaco” es el biopic sobre la princesa Grace Kelly que el 23 de mayo llegará a las pantallas españolas protagonizado por la actriz australiana Nicole Kidman. La película dirigida por Olivier Dahan y coprotagonizada por Tim Roth,  Frank Langella y Paz Vega  ha sido la encargada de inaugurar el festival de Cannes, aunque no competirá por la palma de oro. 

Ha pasado ya medio siglo desde que la actriz favorita de Alfred Hitchcock se convirtiera en la princesa de Mónaco,  pero con el estreno del film, es inevitable las comparaciones entre la Grace Kelly de entonces y la Kidman que se encuentra en Cannes en estos momentos, una comparación tanto en actuación como en belleza y elegancia. Las opiniones ante el film, que explora los conflictos entre la Grace Kelly actriz y la mujer enamorada del jefe de estado del principado de Mónaco, están muy repartidas. En su papel Kidman ha encarnado esas contradicciones, y ha llevado el peso de interpretar no solo un personaje real, sino una leyenda que renuncia a su vocación y debe decir que no a los mejores directores de su tiempo por amor al príncipe Rainiero, y hacer frente a intepretar sin frivolizar la imagen de princesa consorte.

“Diana”
Otra de las princesas llamadas “del pueblo” y mas queridas y perseguidas por los medios ha sido Diana de Gales. Por lo que el biopic sobre la vida de Lady Di, interpretado por Naomi Watts era uno de los más esperados por los espectadores y fans de la princesa británica. Sin embargo “Diana” tuvo muy malas criticas y fue un fracaso en taquilla, incluso la propia Naomi Watts se arrepentía de haber hecho la película. 

“Debo confesar que acabé seducida por el personaje, pero al final hubo muchos problemas con la película y terminó por tomar una dirección que no era la que yo esperaba. Cuando se arriesga siempre existe la posibilidad de que algo falle y si tienes que hundirte con el barco entero, pues adelante”: confesaba de esta manera la actriz.

La película estaba basada en la obra teatral de Stephen Jeffreys “The Libertin” que se centraba en dos últimos años de vida de Diana Spencer y del hijo del propietario de los almacenes Harrods, Mohamed Al Fayed,  los cuales fallecieron en 1997 en un accidente de tráfico en un túnel parisino mientras eran perseguidos por los paparazzi.


“María Antonieta /Marie Antoinette ”
Sofía Coppola tras conquistar al mundo con “Lost in traslation” volvía con una visión colorista y cargada de referencias pop, y música del grupo Air, para dar una visión adolescente y en tonos pastel de la vida de la reina de Francia.
 Kirsten Dunst bordó el papel de la princesa real de Hungría y reina consorte de Francia en una película  que está inspirada en la biografía histórica “Marie-Antoinette: The Journey” de Antonia Fraser, en una adaptación libre del libro.
Es el primer biopic de larga duración sobre el personaje que se ha realizado en inglés desde “María Antonieta” de 1938, protagonizada por Tyrone Power.

Trata sobre la vida de la reina de Francia en el siglo XVIII, desde su llegada  de Austria a la corte de Versalles hasta la caída del régimen monárquico con la Revolución francesa. A los 14 años de edad, María Antonieta  es alejada de su familia y de sus amigos en Viena despojada de todas sus posesiones y abandonada en el mundo sofisticado y decadente de Versalles, para convertirse en un simple peón  en un matrimonio concertado para solidificar la armonía entre dos naciones.

“Sissí”
La actriz alemana Romy Schneider que falleció en 1982 con tan solo 43 años, se hizo famosa por interpretar a la princesa real de Baviera Sissi en tres películas “Sissí” (1955), “Sissí Emperatriz” (1956) y “El destino de Sissí” (1957). Como ocurre muchas veces en estas ocasiones, el personaje acabo devorando a la actriz, que acabo odiándolo ya que rechazo buenas ofertas por seguir encarnando a esta princesa.


En la primera película Sissí es una muchacha preadolescente que pertenece a la nobleza europea del siglo XIX y que  debido a su encanto natural y el buen ánimo que demuestra en todo momento, suele encandilar a todo aquel a quien conoce. Sissí viaja con su madre y su hermana Helena hasta la corte austríaca, donde está previsto que tenga lugar el enlace nupcial entre Helena y el emperador Franz Josef, pero cuando el emperador de Habsburgo conoce a Sissí, queda completamente fascinado y se enamora de ella. Un autentico cuento de hadas llevado a la gran pantalla, donde podemos ver como la princesa Isabel tuvo desde el principio serias dificultades para adaptarse a la estricta etiqueta que se practicaba en la corte imperial de Viena, aun así, le dio al emperador cuatro hijos y cumplio con el papel que se esperaba de ella.

“La princesa prometida / The princess bride”
Una jovencisima Robin Wright salto a la fama en 1987 por interpretar a Buttercup, en “La princesa prometida”. Una historia de amor, sin caer en los topicos del romanticismo extremo, convirtieron así a la película de Rob Reiner en una cinta de aventuras de culto con el paso de los años, cargada de humor pero también haciendo referencia a los arquetipos clásicos de los cuentos de hadas, pero desechándolos a la vez  (El príncipe no es el bueno, el malvado es el  amor verdadero, la princesa nunca llega a serlo)

El  guionista William Goldman  adaptaba su propia novela para crear una magnífica película de comedia,  aventuras, fantasía, y venganza, pero sobre todo para celebrar el cine a través de un cuento que podemos ver una y mil veces sin cansarnos. El título perfecto para ver un día de lluvia, ya que ‘La princesa prometida’ nunca tuvo más allá de la intención de divertir y tal vez por esta razón se haya convertido en un clásico mundial. Un clásico ya desde el inicio con el recurso del abuelo contando un cuento a su nieto, a los homenajes a las películas de “Robin Hood”, piratas y bandidos acompañados de la música de Mark Knoppler, hasta llegar a las frases que han quedado para la posteridad como el: “Como desees”, o “ Hola, me llamo Íñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Prepárate a morir”.
“La princesa Leia”
Dentro del género de ciencia ficción la princesa más famosa es Leia Organa, hermana de Luke Skywalker, y a su vez hijos de la princesa Padmè Amidala, en la saga “La  guerra de las galaxias / Star Wars”. Leia era la princesa en “apuros” en las tres primeras películas que se estrenaron de la saga correspondiente a los capítulos IV, V, y VI, pero 32 años después volverá a meterse en la piel de la princesa en el episodio VII que ha comenzado a rodarse y que nos permitirá ver si su relación con el héroe Han Solo ha sido fructífera. Sin duda uno de los personajes de ficción más amados en el universo friki,  y más imitados. 

Leia creció en el planeta  Alderaan con sus padres adoptivos. Heredó el título de Princesa como hija de Bail Organa quien, además de senador, fue Virrey de Alderaan. A la edad de 8 años, Leia Organa comienza a tener visiones sobre su futuro, y con la edad de 19 años representa a su planeta como senadora, tal y como ya lo hizo su verdadera madre, la princesa Amidala.

“La princesa Caraboo / Princess Caraboo”
Nos encontramos con el anecdótico caso real, de una impostora que se atribuyo el titulo de princesa y que la hermosa Phoebe Cates llevo a la gran pantalla.
Mary Baker era una impostora que dijo llamarse la Princesa Caraboo, que fingió ser de una isla lejana y engañó a un pueblo británico durante algunos meses.
En la película se narran los hechos reales, en los que una mujer joven (Phoebe Cates) aparece en el campo Inglés, usando un atuendo exótico y hablando incoherencias. Ella también lleva un inusual tatuaje polinesio que se ve en sus piernas. La mujer convence a los magistrados del lugar a través de la pantomima de que ella es una princesa de origen polinesio llamada Caraboo y que escapó de sus secuestradores piratas, aunque algunos se muestran escépticos ante su historia.

“Princesas Disney”
Hacemos un alto en el camino para recordar las princesas por excelencia, las princesas Disney. Estas princesas son uno de los  iconos culturales del siglo XX y forman parte del imaginario colectivo de adultos y niños.

Las princesas creadas por Disney y representadas en sus películas de animación han ido retratando los diferentes tipos de mujeres en las diferentes épocas, al margen de lo criticable de su objetivo final de encontrar un marido. Desde los años 30 con la aparición de “Blancanieves”, modelo de mujer sumisa, esperando a un príncipe que la rescatará para ejercer de mero consorte, hemos llegado hasta las princesas de “Frozen”, en la que por primera vez una de ellas se cuestionaba lo absurdo de enamorarse en 30 segundos, un hecho que denota que las aspiraciones, necesidades y aspiraciones de los personajes de Disney han evolucionado durante estos 76 años.

Disney siempre se ha caracterizado por sus valores conservadores y comerciales, pues no hay que olvidar que su intención es la de construir un imperio económico basado en los sueños y anhelos de las niñas preadolescentes, por lo que la construcción de sus heroínas roza la sutil y delicada linea, que da lugar a mil lecturas entre magia, canciones y cambios de peinado.  Disney ha sabido  reinventarse, y dejar de lado a las princesas que eran un reflejo de la  situación de la mujer en los años 40 o 50, para llegar a una reinvención total en los años 90 sin renunciar a sus valores insignia.

Dentro de las princesas que nos ha dado Disney podemos destacar dos que han sido un punto de inflexión, primero “Giselle”, el personaje interpretado por Amy Adams en “Encantada: la historia de Giselle / Enchanted”, un éxito de taquilla absoluto y que llevo la magia de las princesas al mundo real, y a plantearnos ¿Cómo se comportaría una princesa de cuento en la actualidad?.

En segundo lugar la encontramos a la  Princesa Fiona, de la saga de películas de animación “Shrek”, de dreamworks, que rompe totalmente con la imagen de la hermosa princesa de cuento de hadas, ya que es un ogro. La princesa Fiona fue encerrada en un castillo, protegido por  una “Dragona”, debido a un hechizo que la hace ser ogro de noche y princesa de día. Lord Farquaad quiere casarse con ella y el encargado de rescatarla es Shrek, un ogro de pantano. El hechizo de Fiona se romperá cuando ella reciba un beso de amor verdadero, revelándose así su verdadera naturaleza.

“Blancanieves”

Desde la Blancanieves creada por Disney ha pasado mucho tiempo, y en los últimos años, hemos podido ver reflejada a esta princesa en tres películas.
“Mirror, Mirror / Espejito Espejito”, nos traía una historia colorista, barroca y detallista creada por Tarsem, su director, más preocupado por la estética que por la historia, y donde Julia Roberts como madrastra dejaba mucho que desear, sin hablar de los 7 enanitos reconvertidos en ladronzuelos, que aleccionan a la princesa ( Lili Collins) en las artes de la guerra.

“Blancanieves y la leyenda del cazador / Snow white and the huntsman” era una de esas producciones creada única y exclusivamente para el lucimiento del actor o actriz de moda, y ganar dinero, en este caso gracias Kristen Stewart y su tirón como protagonista de la saga “Crepúsculo / Twilight”, y de  Chris Hemsworth, que era conocido como el protagonista de  “Thor”. Esta versión trata de ser una versión oscura del cuento de los hermanos Grimm, donde Blancanieves vuelve a revelarse contra su destino, donde los príncipes azules ya no pintan nada.

Finalmente una “Blancanieves” a la española, dirigida por Pablo Berger, y torera, por si no podía ser más cañí. Rodada en blanco y negro y sin diálogos, muestra un despiece narrativo cargado de calidad, a pesar de no ser fiel al cuento más que en sus elementos más simbólicos, como la manzana, los enanitos (de circo) y la madrastra, muestra una reinvención de lo más inteligente.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por pasarte, y que la suerte este siempre de tu lado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...