ULTIMAS ENTRADAS

jueves, 3 de julio de 2014

Manada de Lobos


Las películas que giran en torno a la venganza siempre posicionan al espectador en un bando. Entre el poli bueno y  el psicópata depravado hay una franja moral tan grande que hace que sea fácil empatizar con el primero y “tolerar” la brutalidad de sus actos.


En Big Bad Wolves al dúo asesino y policía se une el padre de una de las victimas, para contarnos una historia que comienza con un juego infantil y pasa a transformarse en un ejercicio de crueldad hacia un profesor de religión sospechoso de pedofilia por  dos personajes pertenecientes a organismos de seguridad israelí con un pasado oscuro.


La cinta recurre a un juego de apariencias creíble gracias al gran trabajo que hacen sus actores (Lior Ashkenazi, Tzahi Grad, Rotem Keinan), manteniendo la tensión hasta el final y cuestionándonos continuamente el papel de cada uno de ellos.
Violencia física, extrema y explícita, se combina con una violencia psicológica que el espectador sobrelleva mediante el humor: es inevitable sonreír con giros de guión que provocan situaciones tan absurdas como las llamadas de la madre durante la tortura.
A la comedia negra, el thriller y el  torture porn se le añade también la crítica social que se muestra en un país en conflicto y militarizado, donde la tortura no resulta ajena a ningún individuo (más sutil es la aparición del personaje árabe a caballo).


Es difícil que Tarantino no venga a nuestras mentes durante toda la película, no solo porque el mismo dijo que era la mejor película que había visto en lo que llevaba de año, si no porque en cierta manera hay tantos momentos que recuerdan a películas como Reservoir Dogs o Pulp Fiction que parece un homenaje. Por ellos fans y no fans del director pueden encontrar grata sorpresa en el desconocido cine israelí, y si alguno de los espectadores de Big Bad Wolves que no conozca el de Tarantino queda satisfecho con el visionado del metraje, debería ir corriendo a recuperar las fuentes de las bebe esta orgía de sangre y justicia.

3 comentarios :

  1. La película no es para tanto, la vilencia no es tan explicita y creo que le pagaron una buena pasta a Tarantino para promocionarla. Ademas existe una pelicula americana que es exactamente igual y mas dura, ya que la tortura se la hacen a un disminuido psíquico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Nos puedes decir que película américana es como esta?? Para poder verla y comparar.

      A mi me encanto el momento del padre llegando con la sopa y uniendose a la fiesta.

      Un saludo y gracias por pasarte.

      Eliminar
  2. Hola!
    Creo que la película a la que os referis es Prisoners, protagonizada por Hugh Jackman. Cuando estuve informándome sobre Big Bad Wolves leía algún comentario al respecto. Sin duda un buen motivo para verla.
    Un saludo!

    ResponderEliminar

Gracias por pasarte, y que la suerte este siempre de tu lado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...