ULTIMAS ENTRADAS

Comentarios

miércoles, 16 de julio de 2014

El amanecer del planeta de los simios

En ocasiones nos encontramos con películas que nos han acompañado toda la vida y que nos transportan a los momentos de nuestra infancia. A mi me ocurre con Parque Jurásico, con Depredador y con la saga de "El planeta de los simios".
En esta ocasión la saga de películas original de los monos me transporta a mi infancia y a las tardes que compartía con mi madre viendo a su actor favorito:Charlton  Heston.

El reinicio de la saga, en que primero con el origen y ahora con el amanecer nos explican todo el proceso durante el cual la tierra llega a cambiar me resulta tremendamente emocionante.

Si "el origen del planeta de los simios" era un largo prólogo para explicarnos las razones de como la humanidad había llegado hasta la imagen clavada en nuestras retinas de "yo os maldigo, os maldigo a todos", Matt Reeves, consigue con esta segunda parte entrar en un segundo acto donde lo que más prima en la acción sin parar y rompe con el estigma de que las segundas partes no son buenas ya que en esta ocasión, la secuela supera a su predecesora.

Creo, o al menos yo, que no era demasiado partidaria que se tocaran los cimientos de uno de mis pilares de la ciencia ficción en mi infancia, que el éxito de la saga nos ha pillado de sorpresa pero lo que hemos abrazado con absolutos entusiasmo ha sido una calidad narrativa y emotiva que no nos esperábamos.

El amanecer de el planeta de los simios nos transporta a los últimos días de la civilización de los humanos. Nos encontramos con la humanidad agonizante, mermada por un virus que ellos mismos han creado. Los pocos que sobreviven a esta llamada "gripe del mono" porque son inmunes genéticamente se enfrentan a algo que nunca imaginaron, los primeros pasos de el  imperio de monos inteligentes con Caesar, su líder a la cabeza.

Matt Reeves, abriendo y cerrando increíblemente con la maravilla de Caesar ( un Andy Serkis que sin duda debe abrir los títulos de crédito ) nos presenta una película de acción plagada de filosofía. 

Sí Tim Burton ( aunque yo como fan de la saga la acepto) erró el camino de la ciencia ficción a la hora de resucitar la saga, Reeves nos plantea de forma sólida no sólo guiños a aquella de 1968 ( el hijo de Caesar llamado ojos azules en un guiño, tal vez al personaje de Charlton Heston llamado "ojos claros") sino preguntas sobre el propio hombre, su humanidad y sentido de grupo, el instinto de supervivencia y las relaciones con el mundo natural que lo rodea.

Un trabajo de interpretación totalmente destacable que los dota de humanidad y expresividad unido a unos efectos CGI que han mejorado desde su predecesora en 2011.
En la ciencia ficción es así, y por eso es uno de los géneros queda me emocionan, porque a través de la premisa, muchas veces científica asistimos a la verdadera condición humana, cuando era es por lo general poner de manifiesto el carácter destructivo del ser humano.
Los simios son odiados, por una enfermedad que ha acabado con la humanidad cuando ha sido el propio hombre el causante y ha dotado así mismo de "humanidad" al mono.
La belleza narrativa de una sociedad animal tratando de prosperar y evolucionar como el hombre en sus orígenes, hacia el futuro, con la familia como pilar central y cuidando unos de otros, humaniza la destrucción. Simios y hombres son iguales.

Te sientes fascinado por las escenas de acción, cargadas de dramatismo. Por hablar a los simios pone la piel de gallina, tanto como la secuencia inicial de caza o la batalla entre humanos y simios con ese plano subjetivo. Humanos y monos "son" precisamente por ese carácter de pertenecencia a un grupo.

El ritmo que marca Reeves, nos permite seguir las secuencias de acción perfectamente coreografíadas además de seguir a alguno de sus protagonistas ( como a "ojos azules") permitiéndonos posicionarnos. Sufres por la raza humana, mientras los simios aparecen majestuosos montando a caballo en una escena espeluznante, sabiendo que en ambos bandos habrán perdidas.
Es más, conocemos el final de la historia y como la raza humana queda abolida y extinguida en merced de los simios y sin embargo a pesar de conocer el final por las películas clásicas, el sentimiento de lucha, el deseo de última esperanza continúa en el corazón del espectador que saldrá de la sala ansiado la batalla final que ya ha comenzado.

Esto hace, que evidentemente la película sea mucho más sombría que la anterior, ya que el tema lo merece.  Una oscuridad propia de las películas post-apocalípticas que denotan un carácter mucho más adulto. Mientras la primera obra se centraba más en los dilemas Morales de los experimentos, maravillosamente tratado el origen de ese fármaco para tratar el alzheimer, y el maltrato animal, esta segunda parte deja de lado esta moralidad para tratar más profundamente el conflicto bélico y las diferencia sociales más cercanas a situaciones político-sociales que vivimos hoy en día. 

Una película que pone de manifiesto además todas las carencias del hombre (como también lo hace Trascendence, también el cartelera) y su dependencia de la tecnología y el mundo moderno, que ha adormecido los instintos naturales y nos ha privado del contacto con el mundo natural.

Estos humanos y simios, que tras 10 años de falsa armonía se descubren los unos a los otros y se miran a los ojos, y ninguno de los dos bandos duda en utilizar la mentira, el engaño y el asesinato para comenzar un conflicto armado. 

Sí debemos poner un pero, y es mínimo, es lo secundarios que quedan estos humanos, que resultan personajes mucho más planos y menos desarrollados que los simios ( un Gary Oldman que parece estar en todas). En esta ocasión es muchos a importante mostrar las motivaciones de Koba, del que nunca nos habíamos fiado, y su odio a los humanos por las torturas recibidas en el pasado, César como un padre protector criando a su hijo y mirando a través de esa ventana ahora imaginaria desde la que veía el mundo o el eslogan de "simio no mata simio" que lo une a la saga original de películas.

 Es sin duda el blockbuster del verano.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por pasarte, y que la suerte este siempre de tu lado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...