ULTIMAS ENTRADAS

Comentarios

sábado, 5 de julio de 2014

Cinema Jove 2014: Nacho vigalondo, RdP de Open Windows

Pasamos la mañana en el festival de cine de Cinema Jove con Nacho Vigalondo, que viene a realizar un encuentro con el público además de promocionar su nueva película Open Windows.

Vigalondo llega con sus gafas de sol y muy hablador, dispuesto no solo a repetir los discursos de siempre sino a hablar de actores y de cine. Antes de empezar nos recuerda como Cinema Jove, fue su primer NO festival, aquel al que envío su primer corto, y NUNCA fue seleccionado.

Nosotros nos adelantamos y cogemos el micro los primeros para preguntarle por ese METACINE, esa película dentro de la película y haciendo un juego con el film mismo, y los primeros minutos que pudimos ver durante el festival de cine fantástico Nocturna, le preguntamos cuanto hay de él en la dirección de Open Windows, y cuanto de Richie Gabilondo, este director sobrado y prepotentes que él mismo interpreta en la película.

En este inicio de película nos plantea un juego donde podemos encontrar a Raúl Cimas, y Carlos Areces, dentro de la falsa película que es Dark Sky.

Vigalondo nos relataba ante la pregunta de qué porque no habíamos podido ver el film en estreno tanto en Cinema Jove como en el Nocturna, que las fechas de estreno estaban muy cercanas a la de los festivales, y que tan solo habían estado presentes en Cannes, con una versión para distribuidores, y en el festival de Austin.

Ante esta multitud de ventanas al mundo, y de ventanas virtuales como es “Open Windows” es inevitable ver el trasfondo de Hitchcock y todo el lado psicosexual que envuelve el mirar sin ser visto, y la multiventana y pantalla partida tan propia de Brian de Palma, algo que personalmente nos gusta mucho y nos recuerda a esas comedias de los 60, en el típico momento en el que hablaban por teléfono o iban en un taxi y la pantalla se dividía.

“Open windows es como un plato de spaghettis recalentado por segunda vez”, nos decía Vigalondo, en una frase que él mismo ha acuñado. En esta ocasión copia, como no puede ser de otra manera pues ya esta casi todo inventado, a Brian de Palma, que ya a su vez copia a Hitchcock, por lo tanto su obra finalmente es un refrito de un frito, enmarcado en los nuevos tiempos. Es algo actual, pero también clásico, ya que el recurso de la pantalla partida, en un thriller resulta tremendamente divertido.

La pregunta inevitable y obligatoria es preguntarle por los actores, y como de divertido u horrible es trabajar con Elijah Wood, alguien que parece haberle tomado gusto a eso de la producción, y podemos ver su nombre en los créditos en multitud de obras de cine indie, sobretodo de género, y que se ha dado tanto a trabajar con directores españoles como Eugenio Mira, en “Grand Piano” o Alex de la iglesia en “Los crímenes de oxford”.

Vigalondo nos contaba, que Elijah es alguien con quien da gusto trabajar, que a pesar de que podría aplastar nuestras carreras con su dedo meñique, al final de la grabación se sabia quien era quien y llamaba a todos por su nombre, desde las maquilladoras, hasta el chico del catering. Trabajando con alguien así, y viendo como se vive en una sociedad donde hay tanto clasismo en el mundo del cine, te das cuenta de Elijah es una de las personas más desprendidas posibles.
También interrogamos al cineasta sobre su opinión de las plataformas VOD, o los estrenos multiplataforma, como cuando Paco León estreno su film, Carmina o Revienta, por tierra, mar y aire, o lo que es lo mismo, en cines, venta en DVD y en on-line de la misma forma. En este caso nos contaba que con Extraterreste, su anterior film ya había tenido la oportunidad de hacerlo así, y que es algo habitual en USA, pero no en el cine Europeo, que todavía tiene otra mentalidad.
Que estos estrenos multiplataforma le habían permitido aproximarse a películas como Cheap Threalls (recomendamos totalmente este film de torturas) o a A field in England lo nuevo de Ben Wheatley, que pudimos ver en Sitges 2013, y a mi me dejo loca, pero para mal, encima se me quedo la cancioncita grabada durante días. Además siempre que nombran a ese director pienso que es el actor de American Beauty, sí, el de la bolsa, y me hago la cabeza un lió, pero esto ya son historias mías.

Seguimos con lo que nos contaba Vigalondo, que en este caso era, que sigue siendo un Tabú pagar por ver cine en el ordenador, es tan español lo de querer las cosas gratis. Que exista esta manera de ver cine online y gratis, no hará que el cine desaparezca, ya que los grandes blockbusters y el cine más mainstream seguirá teniendo público en salas, pero será ese cine mas independiente, con menos medios, y en definitiva, el que más lo necesita, el que pagará las consecuencias.

Seguirán habiendo grandes pantallas, pero en casa, y será difícil explicarles a los niños, como si fuera una escena de Mad Max, como era la experiencia colectiva de reunir a 200 personas en una sala, y reír o gritar a la vez. Esa impronta que solo el cine en colectividad da.

También era inevitable interrogar al autor sobre lo que más morbo da en la película, y también más juego: Sasha Grey.
Vigalondo nos contaba que había una lista de actrices propuestas por la productora, pero que al ver el nombre de Sasha le pareció que seria lo más divertido, porque es una “explotación” de si misma, de su nombre y su personaje, y creaba un juego entre lo real y lo imaginario. La propia Sasha Parecía un eco de su personaje en la película, y que hubiera sido inventado para ella.

En esta ocasión, cuando le llego el encargo / propuesta de realizar este film, que podría ser el más raro de la historia del cine, se le proponía hacer una película con el lenguaje de internet, en el que finalmente desaparecieron las redes sociales, y gano protagonismo el ordenador y sus múltiples ventanas sin hacer alusión a ningún programa especifico pero todos totalmente reconocibles.

También nos contaba como los videojuegos, y esa afición había condicionado su cine, tanto de manera positiva en esta película, como en otras, pero como también nos quitaban horas de vida y de realizar otras cosas. Algo en lo que estamos totalmente de acuerdo, ya que si esas 50 o 60 horas enfocadas a “pasarnos” un videojuego, las hubiéramos dedicado a realizar películas, mirad si tendríamos más obras maestras.

Pero mejor si lo veis, que si os lo cuento.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por pasarte, y que la suerte este siempre de tu lado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...