ULTIMAS ENTRADAS

Comentarios

lunes, 4 de noviembre de 2013

La vida de Adèle (La vie d'Adèle)

La ganadora de la palma de oro en Cannes, que se nos escapo en el festival de San sebastian, pero que no dejamos escapar en Barcelona ( junto a el Blog que falta en Sitges)
La historia es sencilla, asistimos a “simplemente” la vida de Adèle.
 

Esta Adèle real, la Exarchopoulos, que ya pudimos ver en Des morceaux de moi (Pieces of Me) durante el festival de cinema jove, donde era la hija adolescente ( con despertar sexual incluido, como suelen ser estas pelis, nos encontrabamos con una familia disfuncional, con un padre que pasa de todo, una madre enferma y despótica y una hermana que huyo años antes de esa situación, vuelve ahora para recomponer el puzzle de carencias afectivas, volviéndolos locos de nuevo.)

Esta Adèle, tiene algo, esa sonrisa picara y franca, esos moños despeinados que tantas veces nos hacemos para estar por casa, esos spaghettis corriendo por su cara.
Disfruta, de la vida y de las cosas de manera natural, y se nota.

Siempre se dice que un personaje es valiente, o en este caso una interpretación cuando se muestra el cuerpo desnudo o una escena de sexo, yo creo que eso va mucho más allá, en esté caso nuestra Adèle es un personaje valiente porque lo muestra todo, la vemos llorar de dolor, de rabia, de impotencia, la vemos mancharse la cara comiendo spaghettis, o masturbándose, mirar de reojo a chicos y chicas, es decir.. mostrarse tal y como es, como somos en el día a día y nos da vergüenza mostrar.

En este film, todo son secuencias largas, todo son sentimientos, vivencias.. devastadoras, como es la vida al fin y al cabo.
Y como duelen las relaciones, la ruptura, el no poder superarlo.
El primer amor.
El tema de la educación también esta muy presente, esta joven ligada a la literatura, ávida lectora en una familia de clase media, y no nos engañemos, como algunos de nosotros, media baja, que el aburguesamiento ha hecho mucho daño, y por tener la hipoteca pagada, y un coche, ya nos creemos clase media, y no es así.
Y esta joven vive así, de manera sencilla, queriendo enseñar, ya que eso es lo que ha ella le ha formado, la ha enriquecido, y es algo que quiere transmitir, se siente plena así.
Focalizamos la acción en como estas dos jóvenes se conocen y viven una preciosa historia de amor, muy vitalista, pero a la vez con punto ocultos.
Como cantaba mecano “ nada tienen de especial, dos mujeres que se dan la mano”, como estas jóvenes adolescentes que duermen y lo hacen todo juntas, pero remarcamos como dice la canción “ el matiz viene después, cuando lo hacen por debajo del mantel”, es decir cuando deben ocultarlo, y cuando estos gestos tan normales entre chicas, como compartir cama, te estigmatizan en el momento de que crean que eres lesbiana.
Sin más.
Me disperso en la maraña de sentimientos... hablábamos de que la pequeña Adéle conoce a Emma..
la ve, simplemente por la calle, cuando la joven esta con un chico de clase con el que sale, y Emma, algo mayor que ella, y con el pelo azul, le llama la atención.

En la primera parte vemos a esta Adèle, joven, inexperta,
Después su proceso hasta convertirse en mujer, sus dudas, su relación, su felicidad..
finalmente vivimos la amarga ruptura, el tal vez no sobreponerte nunca. Nunca te acostumbras a esa soledad.
todo esto en 3 horas de metraje.
el amor y el desamor encuadrado, y con sabor picante, primero en las letras, siempre se despierta antes en la pasión a través de la literatura ( o del cine), en la isla de Safo.
Y al final lo que recuerdas, como me dijo una amiga, no es a la persona, sino el recuerdo del amor, de estar enamorado, con el pelo revuelto.
Luego vendrán más capítulos, el primero simplemente es estar enamorado, lo demás viene después..
Que frágiles son, ambas. Que necesidades de afecto tienen, las dos.
Bien cierto es que ninguna persona recibe en esta vida todo el cariño que se merece.

Abdelatif Kechiche, basa su película en la novela gráfica de Julie Maroh, una joven francesa que quería banalizar las relaciones homosexuales, donde cuenta la historia de Clementine, y de como la vida de esta da un vuelco cuando conoce a Emma.
El proceso entre el director y la creadora fue difícil, ya que finalmente, como en muchas otras ocasiones el resultado final difiere un poco de lo que la autora quería, como un hijo bastardo que es tuyo pero deja de serlo.
A pesar de los premios se polemizo también sobre las declaraciones de Léa Seydoux y Adèle Exarchopoulos acusando al director de presionarlas demasiado durante el rodaje.
Al margen de esto, debemos quedarnos con una historia bella y sincera, y no podemos dejar de hablar de esas secuencias de sexo, rodadas casi a tiempo real, largas, sensuales, lascivas.. reales.
No hemos visto un sexo tan puro y tan salvaje en.. podríamos decir que nunca.
No hecho para excitar (que también) y menos para que se polemice sobre el.. sino para mostrar todos los aspectos de una relación, sin miedos y sin tapujos.
Pero no es el sexo en sí, las escenas son largas, la historia pausada.. nos recreamos en todo, en los jóvenes en clase leyendo un poema, en esos viajes en autobús, en esas cenas familiares, y en sus relaciones y deseos.. al margen de ser dos mujeres.

Como parte de esa relación son las discusiones, los celos,.. los cuales son también mostrados de manera libre y pasional.
Porque es algo que va mas allá de que las protagonistas sean dos mujeres, habla del amor y las relaciones ( tanto de pareja como de trabajo, o de amistad) de manera real ( no nos cansamos de repetirlo) con miedo, balaceándose entre la delicadeza y el dolor más desgarrador, entre la plenitud del deseo a la ausencia mas devastadora.
Todo es hermoso en el principio, sobretodo si como nuestra Adèle no tienes prisa en encontrar el “amor verdadero”, si este llama a tu puerta cuando y donde menos te lo esperas, con alguien mayor que tú, más culto, que te instruye, te hace sentirte especial, bella... y querida.
El tiempo pasa, y esta sensación de deslumbramiento, de autoconocimiento, de exploración pasa, porque esa es la función del tiempo “pasar”, y dejar tras de si la verdadera naturaleza de las cosas, es decir, el tedio y el desgaste, el rencor, la traición, la soledad..
No es nada nuevo si os cuento que acaba en tragedia, en una Adèle cometiendo errores como todo hijo de vecino, y madurando, quedándose vacía y hueca por dentro.
Teniendo ese momento de desesperanza, patetismo y locura que todos hemos tenido alguna vez, en esa secuencia en el bar, cuando ambas se reencuentran de nuevo, cuando trata de cerrar el circulo, trata de recuperarla sin éxito.

Pero es entonces cuando Adèle recibe una carta que lee en la escuela, Emma la ha invitado a una exposición, y además ha ido a verla al colegio, ambas llenas de amor y pasión, tratando de superar estos años perdidos se encierran en el baño, y tienen sexo como hacia tiempo que no teñían con sus actuales parejas,.. unos pasos de aproximan
es otra de las profesoras que entra en el baño, sin esperarse que es lo que se iba a encontrar
Emma dulcemente le pide que se una a ellas, y así ocurre.
Adèle despierta de esta ensoñación, pero los pasos que había oído eran reales.
La profesora, entra en el baño.
Horrorizada sale corriendo y Adéle es despedida de la guardería.
Pero es feliz, ya que finalmente puede escribir cuentos infantiles, que Emma ilustra.
Ambas vuelven a estar juntas.

Precioso final verdad??
Solo que no acaba así.




La realidad es mucho más dura, mucho mas hiriente, y mucho peor.
El dolor está ahí.
Y solo tenéis que ver está película.

12 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Preciosa y dolorosa como la vida, verdad :D

      gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. Sinceramente, para que se hagan películas lésbicas como ésta prefiero que no se haga ninguna… porque mucho decir que visibilizan y normalizan pero parece que nadie ve que en realidad estamos en lo de siempre: las relaciones entre mujeres se convierten en objetos de morbo masculino y en escenitas degradantes de tetas y coños antes que en cualquier otra cosa, y eso es más un retroceso que un avance.
    Soy lesbiana y estoy muy harta de escuchar tantas alabanzas absurdas a esta película que no es más que el desahogo pornográfico de las obsesiones de un director déspota. Fui a verla ilusionadísima porque el cómic me había encantado y tenía las esperanzas de encontrarme con algo igual de bueno o quizá mejor, pero no puedo expresar mi sorpresa al encontrarme tamaña basura… Quince minutos de porno lésbico completamente gratuito e injustificado que ensucian el resto del metraje y actúan a modo de llamada de atención desesperada (así como llamada a la recaudación, a la audiencia y a la crítica masculina) para disculpar tres horas insustanciales, desaprovechadas y vacías, con lo que podía haber dado de sí una temática inicial tan fantástica. El director sólo se preocupó de rodar tijeras y cunnilingus, no hay rastro de la profundidad de la novela gráfica, de su estética cautivante, de su buen gusto, de su sensibilidad, de su despliegue en cuanto a temas y motivos… sólo sexo explícito, poses ridículas y morbo facilón para arrastrar a la gente a verla y convertirla en vouyers.
    Sin esas largas escenas de sexo la película habría ganado en dignidad y fuerza, precisamente es contraproducente a su causa este excesivo regodeo. En lugar de estas escenas (o de gran parte de ellas) se podría haber aprovechado metraje e incluir, por ejemplo, una escena de ataque homófobo de los que están tan tristemente vigentes en Francia u otros países europeos, eso sí contribuiría a una mayor sensibilización del público y no una escena como la de las tijeras con la que la película cae en el ridículo, se descalifica a sí misma y le da la razón a quienes afirman que es pornografía mostrada sólo con el propósito de excitar. ¿Cuál es la intención si no de regodearse de tal manera? ¿Si no vemos ocho orgasmos no entendemos la pasión entre ambas protagonistas? ¿O la “necesidad” de meter estos quince minutos de sexo salvaje era porque si no nadie aguantaría tres horas soporíferas viendo a una actriz con cara de empanada? Mucho más importante y vital para la trama era la escena suprimida en el montaje final de los padres de Adèle echándola de casa cuando la pillan en la cama con Emma, que en el cómic marca un punto de inflexión importantísimo en la vida de la protagonista y así debería haber sido igualmente en la película para entender mejor su desamparo y su soledad. ¿Por qué se suprimió entonces? ¿Para darle más minutos al sexo? Resulta incomprensible.

    ResponderEliminar
  3. Me pregunto cómo es posible que nadie (o muy pocos) vean lo que es en realidad esta película: una fantasía pornográfica de un director heterosexual, basándose en un juicio apriorístico de cómo follan dos lesbianas que no es más que su propio deseo puesto en imágenes (y además tiránicamente, en plan “vosotras tocaos hasta la extenuación que yo filmo mientras babeo). De haber sido dos hombres los protagonistas (o un hombre y una mujer), el director jamás se habría recreado así en una escena sexual entre ellos y la película no habría sido tan brillante para los críticos. Si la pareja hubiera sido heterosexual y si el sexo, aunque realista, hubiera sido tratado de manera más sutil, de esta película ni se habla. Y mucho menos se la premia. Pero claro, a los críticos heterosexuales les ha gustado mucho y por eso ganó Cannes…
    Por eso, lo que me escama de todo esto (aparte de que me es imposible simpatizar con un señor que ha hecho que sus actrices se sientan poco menos que abusadas…) es que el director ha reducido una historia compleja sobre el amor, la amistad, la intimidad… en una larguísima escena de sexo hecha desde el punto de vista de un observador masculino que reduce a las lesbianas y a las mujeres en general en objetos hipersexualizados cuyas prácticas sexuales deben ser aquellas que despiertan los deseos del público. Como siempre, se reduce a las mujeres (lesbianas o no) a lo mismo. Objetos. Objetos con los que vender, comerciar, excitar… objetos masturbatorios y poco más.
    Esta película no hace ningún favor a la causa homosexual, más bien todo lo contrario.

    ResponderEliminar
  4. Si me extiendo tanto y me expreso con tanta vehemencia es porque quiero que mi punto de vista (que es el de muchas lesbianas también) ayude a entender por qué tanta indignación justificada con esta película, por eso insisto en dar explicaciones de lo que considero que es un enfado lógico (el que también siente la propia autora del cómic) y no una pura histeria “porque sí”.
    Recomiendo encarecidamente la lectura del cómic original para que cualquiera compruebe la diferencia por sí mismo en todo cuanto afirmo: claro que hay sexo, de hecho nadie niega la necesidad de que lo haya, pero está tratado de una manera completamente diferente: con buen gusto, sensibilidad y respeto. Son escenas estéticas y realistas, no tan facilonas, exageradas y burdas como en la película, donde la mirada masculina y casi onanista se delata por sí sola. La autora, Julie Maroh, también expresó su indignación al respecto. Conste, insisto, que en ningún momento se discute sobre no mostrar sexo en la película, de hecho es necesario y está justificado que se muestre, pero no ASÍ. El problema no es con el sexo explícito siempre que esté justificado y bien presentado. El problema es cuando se ha decidido mostrar una escena sexual larguísima con el único propósito de crear morbo gratuito y polémica para después querer tomar al espectador por tonto, hacerse el ingenuo y pretender venderlo como “arte”. Eso es lo indignante. Más que una relación sincera y realista entre dos mujeres parece una fantasía pornográfica bastante tópica (e incluso ridícula por determinadas posturas) de un hombre heterosexual.
    Tened por seguro que si Kechiche hubiera dirigido “Brokeback Mountain” o una historia de amor con dos hombres como protagonistas, ni de coña se habría recreado tanto. Es por este cúmulo de circunstancias por el que las lesbianas nos sentimos tan ofendidas: se nos reduce siempre a lo mismo, al mismo papel de objetos destinados a dar placer o morbo a la audiencia… Es curioso que las mayores alabanzas procedan, justamente, de hombres heterosexuales; las mujeres, heteros o lesbianas, la ponen bastante peor y son mucho más críticas. Será quizá porque la cosificación sexual de la mujer es algo tan enquistado en nuestra sociedad, en todos los ámbitos, lo tenemos tan admitido, que ni se permite darle la vuelta cuando alguien lo cuestiona (y entonces, de hacerlo, se nos tacha de histéricas, mojigatas o estrechas de mente, como si confundiéramos “abiertos de mente” con “necesidad de mostrar sexo explícito”) y, como siempre, se visibiliza a las lesbianas sólo para la consecución del placer masculino; se las muestra como objetos sexuales en la pantalla con la hipócrita excusa de que es necesario ver esas escenas pornográficas para entender la vida de la protagonista. Y así, la vida de Adèle se queda reducida a “La vida sexual de Adèle”. Una película fácil, vulgar, pornográfica, con todo lo que podía haber dado de sí (no se dedica apenas atención a la lucha interior de la protagonista, a los conflictos con sus padres y amigas ni la solución a los mismos, no se incide en la necesidad de una mayor visibilización y normalización, etc.)… Creo sinceramente que Kechiche no quiso desarrollar con la misma extensión y profundidad ningún otro tema más que el sexual, disfrazando tal cantidad exagerada de escenas pornográficas bajo tres horas de “cine” y “arte”. El director parece que sólo se dirige a un público específico para que alabe su obra. Podía haber hecho una verdadera maravilla, pero se dejó cegar por el recurso más fácil y explícito. Es verdaderamente una lástima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Paula
      Lo primero disculpa por tardar en contestar, porque me gusta hacerlo siempre.

      Lo segundo mil gracias por llegar hasta mi blog, y por participar de esta manera. He leido con ilusión tus comentarios y me encanta que te expreses tan bien, y que des tu opinión.

      Yo creo que al margen del morbo de las escenas sexuales, incluida su duración, hay que mirar la obra en su conjunto.
      Cuando el director dedica 10 minutos a la lectura de un poema, 10 minutos a Adele yendo a clase en tren/ bus, y otros 10 minutos a la cena en familia, sería como poco extraño, y contraproducente para el ritmo del film, que la escena de sexo, fueran planos de 2 minutos.
      En ese aspecto, creo que es más armoniosa en cuanto a duración. Eso que no quita, que tanto para el sexo, como para las escenas en clase, el metraje y el detenimiento que hace sea completamente excesivo.
      En definitiva creo que trata de hacer una película más orgánica o naturalista.

      No he leido la novela, y por lo que se, aunque mantenga el espiritu, creo que no es nada fiel, y que la propia creadora no esta muy contenta con el resultado de la película. Por otro lado, no se si has leido, todas las quejas sobre el director, y la cantidad de metraje rodado, llevando a las actrices hasta la extenuación.

      Sobre el tema de mostrar relaciones sexuales, que al fin y al cabo es lo que desata la polemica, no se si has visto la reciente "10.000 km" que empieza con una relación sexual (hetero) practicamente a tiempo real, algo bastante complejo, y que al final, es algo de lo que ni se ha hablado al nombrar el film ( luego le sigue un plano secuencia, que hace que la escena dure 15 minutos, perfectamente rodado)

      o si conoces la de "El desconocido del lago" donde se trata el tema del cruising, y se muestran relaciones homosexuales entre hombres, de una manera bastante brutal.. no tanto en el sentido sexual, que también sorprende lo explicito de las relaciones donde el director no duda en mostrarlo todo, sino más emocional, ya que el grado de promiscuidad que se muestra, y como se confunde pasión o amor con sexo, es lo más evidente, y llegan hasta un punto peligroso.

      En el caso de Adele, creo que el director ha conseguido lo que queria, que estemos hablando de la película, y generar polémica.

      Gracias por tus comentarios Paula, y por poder comentar y debatir.

      Eliminar
  5. Esta es la película más machista que he visto en mi vida... Además de ser un bodrio de película, aburridísima, interminable, deshilvanada y absurda, tiene la desfachatez de frivolizar hasta extremos increíbles con las relaciones homosexuales entre mujeres. Toda ella me parece una predecible y tópica fantasía masculina además de perversa, tanto ella como sus intenciones, porque me parece repugnante cómo se abusó de estas dos actrices jóvenes por parte de un director ávido de morbo. Creo que no hacía ninguna falta mostrar tantísimo sexo y que si se hizo así fue únicamente para buscar polémica y audiencia, que se cargaron una novela original extraordinaria en función solo de la búsqueda de esta fantasía masculina heterosexual, que si hubieran sido dos hombres los protagonistas no habrían ido tan lejos las escenas de cama y tampoco la película habría sido tan alabada ni tan premiada y que de hecho si fue así fue porque los críticos (hombres heterosexuales, recordemos, en su mayoría) la valoraron más con los genitales que con el cerebro, ya que objetivamente es una historia bastante mediocre que no aporta nada.
    Sobre ella se ha discutido mucho sobre que si no es pornográfica, que si las escenas sexuales son gratuitas o no, que la historia original fue escrita por una mujer lesbiana y un hombre heterosexual se ha encargado de degradarla (cosa en la que estoy de acuerdo), que si en realidad está mostrando la realidad de cualquier relación, no sólo homosexual, blablablá. Pues que nadie se lleve a engaño, puesto que como suele decirse, “la respuesta más obvia es siempre la correcta”: la película puede parecer pornográfica y tener escenas gratuitamente morbosas, pero ES realmente una película pornográfica y gratuitamente morbosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Karma
      Respeto mucho tú opinión porque para gustos los colores.
      PEro, yo como critica ( con estudios de cine), puedo decirte que una cosa es que no te guste un film y otra que sea malo. Son cosas muy diferentes.
      Yo que voy a festivales de cine y veo 40 películas a la semana, te puedo contar que en octubre me trague 4 abortos en directo en películas, algo mucho más horrible que esta película.
      Si es lo mas machista que has visto, has visto poco cine.
      Entiendo que no os pueda gustar la película, pero imagino que no conoces el cine que hace este director. Como critica te digo que lo que tu ves como lento y aburrido, es COHERENCIA de la narración.
      Es una película muy bien construida, aunque a ti no te guste, porque marca el tempo de manera uniforme.
      Has visto nimphomaniac? De Lars von trier? Eso que es pornografia pura y dura, y aún así es una valiente manera de mostrar la sexualidad de una mujer y su libertad.
      Esta película no es la primera ni es la última que tratara temas homosexuales sin embargo se la ataca de una manera extrema.
      Has visto "El desconocido del lago", porque trata el tema del cruising de una manera frivola y extravagante hasta el extremo. Y se muestra TODO en las escenas sexuales, pero TODO TODO, yo no habia visto tantas bolas desde bola de dragón!
      Comentas que se abuso de estas jovenes actrices, y creo que no conoces su trayectoria, la de ambas con años de carrera a sus espaldas, y con tanto o más morbo que estas.
      Por ejemplo, Lea seydoux era una de las putillas del rey jorge (interpretado por oscar isaac) en la película "Robin Hood: principe de los ladrones", que es del 91, con eso quiero decirte que tiene una carrera mas que consolidada, aunque la hayais conocido por este film.

      Entiendo que no te guste y te sientas ofendida. Pero son solo gustos.
      solo trato de explicaros algunas cosas sobre el cine y la peli, porque una peli puede gustar o no, pero eso no significa ni que sea buena ni mala.

      saludos!
      y mil gracias por pasarte y comentar y poder hablar de cine.

      Eliminar
    2. Yo también me considero una cinéfila, he visto miles de películas de todas las épocas, nacionalidades y géneros, y además he leído mucha bibliografía y visto mucho material audiovisual (series, películas, documentales, etc.) de temática LGTB y me produce mucha rabia y frustración ver cómo un vulgar director reduce un material original fantástico (en el cómic se tratan múltiples temas: el amor, la amistad, las relaciones familiares, laborales y sociales…) a lo que parece interesarle únicamente: las variadas formas y posturas en que pueden montárselo dos lesbianas en la cama. Esta visión tan triste y reduccionista (no se dedica apenas atención a la lucha interior de la protagonista, a los conflictos con sus padres y amigas ni la solución a los mismos, no se incide en la necesidad de una mayor visibilización y normalización, etc.) busca sólamente la excitación y el morbo de la crítica, hombres heterosexuales en su mayor parte. Como siempre, se visibiliza a las lesbianas sólo para la consecución del placer masculino; se las muestra como objetos sexuales en la pantalla con la hipócrita excusa de que es necesario ver esas escenas pornográficas para entender la vida de la protagonista. Quien tenga un mínimo de empatía o sensibilidad comprende la rabia que esto produce.
      Ya que mencionas “Nymphomaniac”, esta película es el ejemplo perfecto de todo lo contrario: se vende desde el principio como una peli con escenas pornográficas, nadie (empezando por el propio director) tiene miedo a llamarlas por su nombre. Con “La vida de Adele” es todo lo contrario: ¡hay quien se indigna por escuchar decir que estas escenas son pornográficas, y es que lo son! Hay que llamarlas por lo que son y no tratar de venderlas maliciosamente bajo otra apariencia o nombre. “Nymphomaniac” puede también escandalizar o no, pero es mucho más honesta en cuanto a propósitos y objetivos, ya que no miente al presentarse a sí misma: “FORGET LOVE” es su frase de presentación y en ningún momento reniega de sus escenas pornográficas o de sexo explícito. Pero Kechiche hace todo lo contrario, muy hipócritamente: rueda escenas claramente pornográficas y de bastante mal gusto y nos las quiere hacer tragar no sólo como necesarias sino como demostración de la pasión más auténtica. Pues por eso yo no paso, lo siento mucho, no quiero que se me tome por idiota. Lo que ha rodado este hombre es porno, se ha recreado en él y en las actrices y ha querido hacerlo así para llenar más salas, crear más audiencia y alimentar más morbo (sobre todo el masculino).

      Eliminar
    3. Me gusta tu opinión Karma, porque esta basada en la argumentación.
      Evidentemente las escenas de sexo explicito, es sexo, y por lo tanto se debe avisar, y presentar como tal.

      En la película hay una recreación innecesaria en todo, desde el sexo, hasta en la lectura de un poema.
      Al margen de lo que Kechiche nos quiera mostrar, no crees que al fin y al cabo el sexo, es sexo y ya esta??
      Yo vi la película en un pase de prensa, no en el cine, y no le di mayor importancia a esa escena.
      Pero porque trato de verla de manera normalizada ya sea entre dos mujeres, o una relación heterosexual.

      Es muy dificil siempe plasmar un libro (novela gráfica/comic) en este caso en pantalla. Yo soy de la opinión, que aunque se deba traicionar parte de la esencia del libro, deben ser obras independientes. El espectador debe entender la historia de la película, sin tener el porque conocer el libro, deben ser complementarias para enriquecer a quien conozca ambas obras, pero independientes, para quien solo quiera disfrutar plenamente de una de ellas.
      Evidentemente ver algo como el sexo, en pantalla grande, siempre da pudor

      Eliminar
    4. Gracias por tu respuesta y tu interés, es muy alentador para poder sobrellevar una discriminación y una falta de respeto a las que los homosexuales, por desgracia, nos tenemos que enfrentar con demasiada frecuencia. Por ello me alegro mucho de que te parezca interesante mi punto de vista, creo que es importante explicar el porqué de nuestra indignación (que no es una mera "pataleta" ni mucho menos el producto de una militancia fanática, como muchos creen) para que mucha gente empeñada en verla como lo que no es entienda por fin que si se rodó así es simplemente para crear morbo gratuito... Si alguien quiere hacer porno, que lo haga, pero que no lo justifique haciendo ver que defiende algo o a alguien y sobre todo que se atreva a llamarlo por su nombre y a no disfrazarlo de otra cosa. Además creo que el poder de la sugerencia es mucho más importante que lo explícito y fácil, y creo que esta película oculta sus carencias bajo toneladas de sexo explícito completamente injustificado.

      El cuadro del tipo que se excita viendo sexo entre dos mujeres es tan antiguo como el mundo, y "La vida de Adèle" no hace sino alimentar la fantasía de la que se nutren las películas porno de toda la vida. No entiendo con qué derecho este director se ha atrevido a utilizar a las lesbianas a través de una película que no es más que una apropiación machista y morbosa de su sexualidad. Por ello nunca es inocente mostrar sexo, como puede ser mostrar a alguien comiendo o hablando o bailando, esas escenas no poseen la misma intencionalidad. En ningún momento digo que el sexo sobre en una película o que haya que taparlo. El sexo puede ser explícito y necesario en una película, claro que sí, pero cuando se muestra de manera tan evidentemente morbosa, degenerada (con respecto al cómic) y vulgarizada como aquí pues sí, me sobra, porque ver unas tijeras de 10 minutos no creo que me aporte nada al resto del argumento, ni a mí ni a nadie, salvo mera excitación o morbo… eso es lo indignante, que en ellas el director está lejos de ser ingenuo o esteta al haberlas rodado, sino morboso. Nuestra indignación (mía y de muchas lesbianas) radica en el hecho de que la mirada de este director es bastante hipócrita, porque nos quiere vender unas escenas sexuales supuestamente filmadas con realismo, belleza y sensibilidad cuando lo que vemos es pura recreación pornográfica con fines comerciales. El sexo lésbico vende, y eso el director lo sabía y por eso lo ha explotado, por eso todas las justificaciones de estas escenas nos parecen cuentos y engaños bastante perversos.

      Nos ha costado mucho que a las lesbianas se nos respete (y aún nos sigue costando diariamente) para que nos tengamos que ver expuestas de este modo y se nos visibilice sólo para fomentar el mito erótico frente al público mayoritariamente masculino, lo cual además resulta de muy mal gusto y muy frustrante, porque sentimos que es como si al exponer nuestro disgusto nos increparan: "¡Encima que os visibilizamos y de una manera artística además, os quejáis cuando deberíais aplaudir, sois unas histéricas y unas puritanas!". Es casi como cuando las mujeres se ven "obligadas" a agradecer ese piropo que reciben por la calle sin haberlo pedido. Sinceramente creo que el día que veamos penes en pantalla con la misma frecuencia con que vemos coños y tetas podremos empezar a hablar de igualdad... y hasta que no vea una película de este mismo director que se recree durante 10 minutos en dos hombres gays practicando un “justificadísimo” y “bellísimo” sexo anal seguiré pensando que Kechiche es un vulgar onanista y sólo ha buscado plasmar su propia fantasía y la de muchos hombres (¿de verdad no te parece sintomático que ganara la Palma de Oro en Cannes con un jurado masculino como que las mayores alabanzas procedan de críticos masculinos?).

      Eliminar
  6. ¿Por qué tantas lesbianas estamos en contra de esta película? Aquí enumeramos las razones:
    - Fomenta tópicos machistas y morbo gratuito.
    - Vulgariza impunemente la maravillosa obra original, ‪#‎Elazuleselcolormascalido‬, de ‪#‎JulieMaroh‬, y la sexualiza convirtiéndola en basura.
    - Reduce la imagen de las lesbianas a mera pornografía para hombres y la relación entre ellas a una frívola fantasía machista.
    - Cosifica y explota a las actrices, ‪#‎LeaSeydoux‬ y ‪#‎AdeleExarchopoulos‬, para hacer de ellas simples objetos masturbatorios.
    - Ningunea todos los temas profundos del cómic original, así como su buen gusto y sensibilidad, sacrificando su importancia para centrarse únicamente en la explicitud de unas larguísimas escenas sexuales totalmente innecesarias para la trama.
    - Intenta convencer al espectador de que estas escenas son imprescindibles para entender la vida de la protagonista, y en cambio no se regodea ni la décima parte con las escenas de cama heterosexuales (también supuestamente importantes para entender la vida de la protagonista y su evolución).
    - Convierte la visibilización y normalización lésbica en puro morbo para voyeurs y pajilleros.
    - ‪#‎AbdelatifKechiche‬ demuestra una total falta de respeto hacia la idea original concebida por la autora.
    - Es una película mediocre premiada y alabada injustamente sólo por su reclamo sexual, sin el cual la historia no destaca por nada y habría pasado completamente desapercibida.
    - Es ofensiva para las lesbianas, utilizadas una vez más para lo mismo de siempre: la consecución del placer masculino.
    - Toma por idiota al espectador queriendo venderle una supuesta gran historia de amor que no es más que vulgar pornografía.
    - Desaprovecha un fantástico material original y lo que podía haber sido una valiosa y memorable obra de referencia queda reducida al reclamo fácil y comercial.
    - Todo lo anterior se corrobora también con las eróticas fotos promocionales y la sexualizada campaña de publicidad.

    ResponderEliminar

Gracias por pasarte, y que la suerte este siempre de tu lado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...