ULTIMAS ENTRADAS

Comentarios

lunes, 4 de noviembre de 2013

La vida de Adèle (La vie d'Adèle)

La ganadora de la palma de oro en Cannes, que se nos escapo en el festival de San sebastian, pero que no dejamos escapar en Barcelona ( junto a el Blog que falta en Sitges)
La historia es sencilla, asistimos a “simplemente” la vida de Adèle.
 

Esta Adèle real, la Exarchopoulos, que ya pudimos ver en Des morceaux de moi (Pieces of Me) durante el festival de cinema jove, donde era la hija adolescente ( con despertar sexual incluido, como suelen ser estas pelis, nos encontrabamos con una familia disfuncional, con un padre que pasa de todo, una madre enferma y despótica y una hermana que huyo años antes de esa situación, vuelve ahora para recomponer el puzzle de carencias afectivas, volviéndolos locos de nuevo.)

Esta Adèle, tiene algo, esa sonrisa picara y franca, esos moños despeinados que tantas veces nos hacemos para estar por casa, esos spaghettis corriendo por su cara.
Disfruta, de la vida y de las cosas de manera natural, y se nota.

Siempre se dice que un personaje es valiente, o en este caso una interpretación cuando se muestra el cuerpo desnudo o una escena de sexo, yo creo que eso va mucho más allá, en esté caso nuestra Adèle es un personaje valiente porque lo muestra todo, la vemos llorar de dolor, de rabia, de impotencia, la vemos mancharse la cara comiendo spaghettis, o masturbándose, mirar de reojo a chicos y chicas, es decir.. mostrarse tal y como es, como somos en el día a día y nos da vergüenza mostrar.

En este film, todo son secuencias largas, todo son sentimientos, vivencias.. devastadoras, como es la vida al fin y al cabo.
Y como duelen las relaciones, la ruptura, el no poder superarlo.
El primer amor.
El tema de la educación también esta muy presente, esta joven ligada a la literatura, ávida lectora en una familia de clase media, y no nos engañemos, como algunos de nosotros, media baja, que el aburguesamiento ha hecho mucho daño, y por tener la hipoteca pagada, y un coche, ya nos creemos clase media, y no es así.
Y esta joven vive así, de manera sencilla, queriendo enseñar, ya que eso es lo que ha ella le ha formado, la ha enriquecido, y es algo que quiere transmitir, se siente plena así.
Focalizamos la acción en como estas dos jóvenes se conocen y viven una preciosa historia de amor, muy vitalista, pero a la vez con punto ocultos.
Como cantaba mecano “ nada tienen de especial, dos mujeres que se dan la mano”, como estas jóvenes adolescentes que duermen y lo hacen todo juntas, pero remarcamos como dice la canción “ el matiz viene después, cuando lo hacen por debajo del mantel”, es decir cuando deben ocultarlo, y cuando estos gestos tan normales entre chicas, como compartir cama, te estigmatizan en el momento de que crean que eres lesbiana.
Sin más.
Me disperso en la maraña de sentimientos... hablábamos de que la pequeña Adéle conoce a Emma..
la ve, simplemente por la calle, cuando la joven esta con un chico de clase con el que sale, y Emma, algo mayor que ella, y con el pelo azul, le llama la atención.

En la primera parte vemos a esta Adèle, joven, inexperta,
Después su proceso hasta convertirse en mujer, sus dudas, su relación, su felicidad..
finalmente vivimos la amarga ruptura, el tal vez no sobreponerte nunca. Nunca te acostumbras a esa soledad.
todo esto en 3 horas de metraje.
el amor y el desamor encuadrado, y con sabor picante, primero en las letras, siempre se despierta antes en la pasión a través de la literatura ( o del cine), en la isla de Safo.
Y al final lo que recuerdas, como me dijo una amiga, no es a la persona, sino el recuerdo del amor, de estar enamorado, con el pelo revuelto.
Luego vendrán más capítulos, el primero simplemente es estar enamorado, lo demás viene después..
Que frágiles son, ambas. Que necesidades de afecto tienen, las dos.
Bien cierto es que ninguna persona recibe en esta vida todo el cariño que se merece.

Abdelatif Kechiche, basa su película en la novela gráfica de Julie Maroh, una joven francesa que quería banalizar las relaciones homosexuales, donde cuenta la historia de Clementine, y de como la vida de esta da un vuelco cuando conoce a Emma.
El proceso entre el director y la creadora fue difícil, ya que finalmente, como en muchas otras ocasiones el resultado final difiere un poco de lo que la autora quería, como un hijo bastardo que es tuyo pero deja de serlo.
A pesar de los premios se polemizo también sobre las declaraciones de Léa Seydoux y Adèle Exarchopoulos acusando al director de presionarlas demasiado durante el rodaje.
Al margen de esto, debemos quedarnos con una historia bella y sincera, y no podemos dejar de hablar de esas secuencias de sexo, rodadas casi a tiempo real, largas, sensuales, lascivas.. reales.
No hemos visto un sexo tan puro y tan salvaje en.. podríamos decir que nunca.
No hecho para excitar (que también) y menos para que se polemice sobre el.. sino para mostrar todos los aspectos de una relación, sin miedos y sin tapujos.
Pero no es el sexo en sí, las escenas son largas, la historia pausada.. nos recreamos en todo, en los jóvenes en clase leyendo un poema, en esos viajes en autobús, en esas cenas familiares, y en sus relaciones y deseos.. al margen de ser dos mujeres.

Como parte de esa relación son las discusiones, los celos,.. los cuales son también mostrados de manera libre y pasional.
Porque es algo que va mas allá de que las protagonistas sean dos mujeres, habla del amor y las relaciones ( tanto de pareja como de trabajo, o de amistad) de manera real ( no nos cansamos de repetirlo) con miedo, balaceándose entre la delicadeza y el dolor más desgarrador, entre la plenitud del deseo a la ausencia mas devastadora.
Todo es hermoso en el principio, sobretodo si como nuestra Adèle no tienes prisa en encontrar el “amor verdadero”, si este llama a tu puerta cuando y donde menos te lo esperas, con alguien mayor que tú, más culto, que te instruye, te hace sentirte especial, bella... y querida.
El tiempo pasa, y esta sensación de deslumbramiento, de autoconocimiento, de exploración pasa, porque esa es la función del tiempo “pasar”, y dejar tras de si la verdadera naturaleza de las cosas, es decir, el tedio y el desgaste, el rencor, la traición, la soledad..
No es nada nuevo si os cuento que acaba en tragedia, en una Adèle cometiendo errores como todo hijo de vecino, y madurando, quedándose vacía y hueca por dentro.
Teniendo ese momento de desesperanza, patetismo y locura que todos hemos tenido alguna vez, en esa secuencia en el bar, cuando ambas se reencuentran de nuevo, cuando trata de cerrar el circulo, trata de recuperarla sin éxito.

Pero es entonces cuando Adèle recibe una carta que lee en la escuela, Emma la ha invitado a una exposición, y además ha ido a verla al colegio, ambas llenas de amor y pasión, tratando de superar estos años perdidos se encierran en el baño, y tienen sexo como hacia tiempo que no teñían con sus actuales parejas,.. unos pasos de aproximan
es otra de las profesoras que entra en el baño, sin esperarse que es lo que se iba a encontrar
Emma dulcemente le pide que se una a ellas, y así ocurre.
Adèle despierta de esta ensoñación, pero los pasos que había oído eran reales.
La profesora, entra en el baño.
Horrorizada sale corriendo y Adéle es despedida de la guardería.
Pero es feliz, ya que finalmente puede escribir cuentos infantiles, que Emma ilustra.
Ambas vuelven a estar juntas.

Precioso final verdad??
Solo que no acaba así.




La realidad es mucho más dura, mucho mas hiriente, y mucho peor.
El dolor está ahí.
Y solo tenéis que ver está película.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...