Breaking

lunes, 24 de septiembre de 2018

[Zinemaldia 2018] Judi Dench, Premio Donostia


La actriz Judi Dench tiene carácter, y deberíamos dejar de pensar en ese calificativo como algo negativo cuando se refiere a una mujer, ya que es todo lo contrario. Tener carácter y determinación la convierte en uno de los grandes nombres del cine, en una dama ( y abusaremos de este termino) y en una señora.

Una señora con todas sus letras pues cuando una de las preguntas de la rueda de prensa se convirtió en un dardo envenenado, capeo el temporal con templanza y buen hacer. Uno de los periodistas que asistían a la conferencia preguntaba inquisitivamente por su relación de amistad con el actor Kevin Spacey en el momento en el que los rumores y las acusaciones de abuso se hacían presentes en contra de actor.

La imagen puede contener: 1 personaJudi es una señora, y hablo de la amistad que tiene con Kevin Spacey de manera natural sin entrar en polémicas pues no es a ella a quien le toca hacer esos comentarios. Ella llamo a su amigo en esos momentos, pues Dench se mojaba en la pregunta, sin tener que dar más explicaciones.


Vemos a Judi Dench en la rueda de prensa y nos da la impresión de alguien tan tranquilo y sosegado como fuerte. La actriz nos deja una profunda impronta con su naturalidad, ese desparpajo que en ocasiones dan los años cuando ya no te importa el que dirán y te cuelas en el súper con más cara que espalda. Ese tipo de cosas que hacemos cuando somos muy jóvenes o muy mayores, y que son la alegría de vivir.

Dench es una mujer que a pesar de esa naturalidad, demuestra una fortaleza con solo mirarla. Una fuerza que nos sabemos si es fingida ante las cámaras que la han retratado desde su juventud, pero que trasmite de forma sosegada y valiente. Sus ojos azules profundos nos dejan una mirada llena de vivencias con un gusto y deseo por aprender más aún, por llenar su vida de más aventuras y aprender todo lo que pueda.

La actriz ha triunfado en televisión, teatro y cine, es decir, todos los ámbitos de su profesión, y no tiene pensado retirarse, ya que no le hace demasiada gracia envejecer. Estamos contigo Judi, cumplir años esta bien, pero lo de hacernos viejas como que no lo vemos todavía.

La imagen puede contener: 1 persona, sentado e interiorEs imposible ponernos a hablar de una filmografía tan rica, como inabarcable de esta aspirante a diseñadora que dejo todo por la vocación de la interpretación, y en eso ganamos todos.

Una vejez artística que la ha tratado bien, pues no se ha convertido en la típica abuelita, como podemos ver en su papel en James Bond por ejemplo. Es posible que eso haya ocurrido porque su carrera cinematográfica ha tenido un reconocimiento algo tardío, y se llevo el Oscar de consolación (lo merecía el año anterior) por esos 8 minutos que pasa en pantalla en Shakespeare in Love.
Aunque en teatro (y también en cine) la hemos visto en infinidad de papeles relacionados con las obras de Shakespeare, algo que no todo el mundo sabe es que Judi canta maravillosamente. Los musicales han sido parte de su carrera artística y ha participado en Cabaret por ejemplo.

Encarna reinas como nadie, ya sea Elisabeth I o la reina Victoria.

Dench no ha dejado de trabajar, sobretodo después de perder a su marido. El cine, y la actuación son terapéuticos, vivir la vida de otros, ponerse en su piel, y expresar unos sentimientos que no son tuyos en ocasiones sana.

Judi Dench es la voz de todas las generaciones y de las mujeres que viven a través de ella
Resultado de imagen de festival de san sebastian

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por pasarte, y que la suerte este siempre de tu lado.

Entrada destacada

[Sitges 2018] Llegada Nicolas Cage

Páginas