ULTIMAS ENTRADAS

Comentarios

domingo, 7 de julio de 2013

En el cine FOREVER ALONE

Los cinefilos van solos al cine. Eso es un hecho.

Aunque a las pequeñas @anionce y @springeyes se les haga raro aún.

Supongo que si eres “cinéfilo” o simplemente te gusta el cine ( pero te gusta de verdad) es una prioridad bastante alta, deseas ver las películas en pantalla grande, y tus inquietudes van más allá de los blockbuster, por lo que no siempre encuentras compañía para ver las pelis.

Pero es que muchas veces, el cinéfilo (fíjate que especie tan extraña ) no desea compañía, no desea que otros estén hablando durante la proyección o comiendo, desea disfrutar en silencio, y hablar a la salida.

Tengo muchos amigos/conocidos que se creen cinéfilos porque han visto el Padrino, o una película japonesa mainstream... pobres almas en infortunio, en todo caso sois cinefagos , y tan felices.
Porque solo van al cine a ver la película de turno, que la esperan con verdaderas ansias, hacen macroquedadas y lo convierten en el evento del año (aka el estreno del hobbit) y luego, hasta verano no toca peli.

Ojo, que ser cinefago y cinéfilo es totalmente compatible, y son dos caras de una misma moneda.

Pero, a ver que me desvió y el tema era otro.

Hay un momento en la vida en que te das cuenta que no eres como los demás, Peter, y que tus intereses cinematográficos van por otros lados, y cuando tú quieres ver películas como “Cesar Deber morir” “Dans la maison” y más recientemente “La caza” ves que solo queda una solución, sino encuentras a otra alma gemela en FilmAffinity, y es ir solo al cine.

Y fijaros que os estoy poniendo pelis muy mainstream pero ni por esas.

Yo me di cuenta de eso, cuando me quede literalmente sola para ir a ver American Beauty, como es posible que nadie quisiera ir a ver esa película! Si salía Kevin Spacey!
Pues no, nadie.
No recuerdo cual fue la primera película que fui al cine a ver sola, pero sí que no encontré a nadie para ver American Beauty (1999) y que no pensaba quedarme sin verla solo por la sosería de la gente, igual que con Traffic (2000) para la cual tampoco encontré a nadie, o incluso Horizonte final (1997) que también tuve que ver sola.

Así que pequeños saltamontes, no os preocupéis por estas cosas, porque al final encontrareis un alma gemela para ir al cine, y sino, siempre mejor solo que en una compañía parlanchina y que no le interese el film, y se acabe durmiendo.
Porque vosotros saldréis en vuestra nube de felicidad cinéfila, y la otra persona os odiara, un poquito.

No os sintais raros por hacer aquellos que queréis, más raro es perderos una película simplemente por el hecho de no encontrar a alguien que os pueda acompañar.

De LOST aprendimos que nacemos solos, morimos solos. xDDDDD

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por pasarte, y que la suerte este siempre de tu lado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...