ULTIMAS ENTRADAS

miércoles, 20 de marzo de 2013

The host, la reseña. A traves de cinemaadhoc

Podeis ver la reseña original en nuestra web amiga y vecina ---------->
http://cinemaadhoc.info/2013/03/criticas-the-host-la-huesped/

podeis seguir a la dulce y guapa @lady_daena

y aquí teneis el copy and paste :

AV9D9769.CR2
Andrew Niccol adapta a Stephenie Meyer con The host (La huésped), ¿está el mundo preparado para algo así?

Tal y como ocurría en La invasión de los ladrones de cuerpos (Don Siegel, 1956), la raza humana está al borde de la extinción, no como especie, sino como seres con identidad propia. En The Host (con el sobrenombre de La huésped en España, para no crear confusión con la película coreana de 2006 dirigida por Bong Joon-ho) los aliens o “Almas”, también llamados Ciempiés por los humanos por su forma original, toman a los seres humanos como contenedores, mejorando nuestro mundo evitando guerras, armas, hambre, etc.

Wanderer (literalmente Viajera), por ser un Alma que ha estado en muchos mundos, es alojada en Melanie, uno de los pocos humanos que aún vivían en estado salvaje. La adaptación de Wanderer a su nuevo cuerpo no será fácil, los humanos tienen sentimientos muy intensos y, en esta ocasión, el cuerpo que ocupa se resiste a ser dominado y llena la mente de su anfitriona con sueños y recuerdos de Jared, el hombre al que ama. Ambas deberán ayudarse y emprender una huida, para encontrar a ese hombre una y descubrir cuánto hay de verdad en eso que siente otra.
No hay duda que la sombra de la saga Crepúsculo es alargada y que al ser ésta una adaptación (por parte de Niccol junto a la autora) de uno de los libros de Stephanie Meyer, nos encontraríamos ante un triángulo amoroso, aunque esta vez implique a dos mujeres atrapadas en un mismo cuerpo, luchando por el amor de otro hombre.
CAH The host 2
Andrew Niccol (al cual entusiasmó la novela) tiene buena mano para la ciencia ficción, para hacer creíbles las historias, y se nota, pero añoramos el pulso de Gattaca o la mordacidad de Simone y El show de Truman, y echamos de más la historia demasiado blanda y edulcorada. No queremos quitarle mérito, ya que se enfrentaba al reto de adaptar unas 700 páginas, lo que hace que muchas tramas no se hayan desarrollado del todo, y se produjeran algunas modificaciones notables en cuanto a la novela, como el cambio de vestiduras de los extraterrestres de negro a blanco en el film, o el hecho de que no usen armas, o el reto de plasmar dos voces dentro de un mismo cuerpo (sí, me “leí” la novela contrarreloj para documentarme antes).

Saoirse Ronan, a pesar de no ser el colmo en cuanto a calidad interpretativa, está mucho mejor que sus compañeros masculinos,  Max Irons (hijo de Jeremy Irons, que sólo se le ha pegado del padre el apellido, y del que lo único destacable en su, ejem, curriculum es Red Riding Hood) y Jake Abel. Lo dos son bastante sosos los pobres y perfectamente intercambiables por cualquier guaperas de turno. Ambos muchachos lucharán por el amor de Wanderer (Wanda desde ahora) y Melanie, encerradas en un mismo cuerpo en las que son las partes más flojitas del film por lo forzado del asunto.

Destaca Saoirse haciendo creíbles los momentos bipolares de las conversaciones mentales entre Wanda/Melanie, solventados con una voz en off, muy cercanos a los de Gollum, y bastante divertidos. Mucho más destacables son los secundarios, un William Hurt como gurú emergente de este nuevo orden, todo un visionario que consigue salvarnos de esta sobredosis de almíbar y una Diane Kruger, como la enemiga/buscadora, mucho más cercana a Wanderer de lo que nos hace creer, tan fiera como el secreto que oculta, el de esa voz interior que no consigue acallar.
CAH The host 3
Con una primera parte, en la que se incluye toda la presentación del nuevo orden mundial, mucho mejor que la segunda, donde falta la acción y sobran los besos de todo tipo y sabor y en la que lo único destacable es el maravilloso desierto de Arizona y sus vistas, y un final conclusivo y predecible pero también lo suficientemente abierto como para dar lugar a una saga, no en vano su autora se plantea que sea una trilogía al menos en la forma novelada, aún sin escribir.

El exceso de metraje y el ritmo aletargado en la segunda parte, la hace perder muchos puntos (¡con lo bien que habíamos empezado!) resultando soporífera por momentos. Una premisa de ciencia ficción y romance mucho más atrayente en su idea original que en su resultado final, sobre todo para los que no borramos de nuestra retina aquel grito de Donald Sutherland en 1978 ante los ultracuerpos.

8 comentarios :

  1. ¡ESTO ES MEJOR Y SIN POSTUREO, DE NADA!


    http://elblogquefaltaensitges.blogspot.com.es/2013/03/the-host-ghost-of-andrew-niccol.html

    pd: y sin prejuicios!

    ResponderEliminar
  2. ¡Precioso post y maravilloso blog helteryskelter! :_____D

    ResponderEliminar
  3. Me encanta EL BLOG QUE FALTA EN SITGES!

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. eso es el eco? eco, eco?

      Señor Luis Navarro, ( si ese es su verdadero nombre) haga el favor de controlar a su mono ( por otro lado encantadora mascota)

      Eliminar

Gracias por pasarte, y que la suerte este siempre de tu lado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...