Breaking News

lunes, 2 de noviembre de 2020

Gattaca: El gen del espíritu humano.











Gattaca, la película de Andrew Niccol está en todas las listas de mejores películas de ciencia ficción. Pero esta distopía de un futuro cercano (sin definir la fecha funciona tan bien ahora como hace 20 años) donde impera la perfección en la tierra y los seres inferiores como Vincent Freeman (el personaje de Ethan Hawke) cuyo ADN es fruto de una relación natural están condenados al fracaso, debería estar en todas las listas de mejores películas de todos los tiempos.



La película planeada al milímetro está dotada de una extrema belleza. Es  imposible haber encontrado un trío protagonista más guapo que el de Jude Law, Uma Thurman e Ethan Hawke para mostrar la perfección de un mundo, estructurado y cuadriculado, donde puedes elegir al detalle como será tu descendencia, creándola a tu antojo. En todo caso más que dudar de que toda esa tecnología pueda ser cierta, nos cuesta creer que Hawke sea el personaje “no válido” en la película cuando desprende carisma y determinación por cada uno de sus poros. 



Ganadora del festival de Sitges del 97, se convirtió en película de culto a finales de los años dos mil. Con una estructura de noir clásico nos habla de un futuro revestido de líneas puras y perfectas, con un argumento de cinta clásica de crímenes que la dota de un regusto atemporal.


Siendo un hijo del amor, Vincent (Ethan) jamás podrá realizar su sueño de viajar al espacio, y está condenado a trabajos inferiores destinados a aquellos que no son perfectos genéticamente. Es entonces cuando conoce a Jerome Morrow (Jude Law) un atleta de élite que ha sufrido un accidente y con quien intercambiará su personalidad. Ahora los dos serán uno. Un doppelganger al que Jude nos ha acostumbrado ya, pues volverá a tener un doble que se haga pasar por él envidiando su maravillosa vida en “El talento de Mr Ripley”



El  juego del cambiazo perfecto tiembla unos días antes de que Vincent sea enviado al espacio cuando el jefe de misión aparece asesinado. Vincent deberá mantener la farsa de ser Jerome ante el mundo y ante Irene (Uma Thurman),  su interés romántico, una compañera de trabajo revestida de femme fatale de melena rubia cercana a los iconos del Hollywood dorado. La investigación del caso estará en manos del hermano menor de Vincent, quien al contrario que él si fue creado en un laboratorio y con quien siempre había tenido una rivalidad más allá de la sana  competición entre hermanos.


Una mezcla de géneros por parte de Niccol como arquitecto y demiurgo para hablarnos de la fragilidad del ser humano y lo que nos hace serlo a través de una historia de superación, donde inventa los filtros de Instagram gracias a la fotografía de Slawomir Idziak que transforma en hermoso el más aséptico de los futuros.





La belleza escondida en cada plano queda reflejada en la escalera del apartamento tan perfecta y simétrica como la espiral de  Fibonacci o como una estructura de ADN. Como el mismo nombre de la película creado a partir de la combinación de los 4 aminoácidos que conforman toda secuencia genética: Adenina, Citosina Guanina y Timina. Como los 4 protagonistas del film.



Con una épica mayúscula, Andrew Niccol firma un guion en el que utiliza la ciencia ficción sin ningún efecto especial para hablarnos de personajes perfectos corrompidos, y seres destinados al fracaso que lucharán para romper con el destino que los dioses de la genética le han marcado creando así el viaje  del héroe que encuentra su destino escrito en las estrellas. En esta ocasión además de manera literal.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por pasarte, y que la suerte este siempre de tu lado.

¿Nos invitas a un café?

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Encuentra las entradas de tu cine favorito con increíbles descuentos

Entrada destacada

Gattaca: El gen del espíritu humano.

Gattaca, la película de Andrew Niccol está en todas las listas de mejores películas de ciencia ficción. Pero esta distopía de un futuro ce...

Páginas